Murió el primer paciente en Reino Unido tras contraer la variante Ómicron

El primer ministro Boris Johnson instó a dejar de lado la creencia de que la nueva cepa es más leve que la variante Delta, y dijo que «ahora representa alrededor del 40% de los casos de coronavirus en Londres» y espera que mañana esa cifra del 50%.

POR GABRIELA ALBERNAZ

Un paciente infectado con la variante de coronavirus Ómicron murió en el Reino Unido, según confirmó este lunes el primer ministro Boris Johnson, en coincidencia con el primer día de la vuelta al teletrabajo en el territorio británico, donde la nueva cepa se está extendiendo a un ritmo «nunca antes visto».

«Lamentablemente, Ómicron está produciendo hospitalizaciones y se ha confirmado que al menos un paciente ha muerto», dijo el primer ministro a los periodistas durante una visita a un centro de vacunación en Paddington, Londres.

En la información que trascendió no se precisó si la persona fallecida se encontraba vacunada o no.

Johnson dijo que la nueva cepa ahora representa alrededor del 40% de los casos de Covid-19 en Londres y espera que este martes esa cifra sea del 50%.

El premier británico instó además a dejar de lado la idea de que esta es de alguna manera una versión más leve del virus e indicó que hay que reconocer el gran ritmo al que se acelera a través de la población.

Hasta este domingo había 3.137 casos confirmados de la variante Ómicron en el Reino Unido y al menos 10 estaban internadas en un hospital, según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA).

Esos pacientes se encuentran diseminados por todo el país y tienen edades comprendidas entre los 18 y los 85 años y la mayoría había recibido dos dosis de vacunación, confirmó con más detalle el organismo.

Susan Hopkins, asesora médica en jefe de UKHSA, dijo en un comunicado que las hospitalizaciones siempre se retrasan unas semanas con respecto a las infecciones, «por lo que no es sorprendente que hayamos comenzado a ver personas ingresadas en el hospital con la variante Ómicron».

«Nuestros datos muestran que recibir la vacuna de refuerzo es más eficaz contra esta variante que dos dosis solas. Todas las personas mayores de 18 ahora pueden entrar caminando a un centro de vacunas, así que no dude en conseguir el suyo», alentó la médica.

Mary Ramsay, jefa de inmunización en UKHSA , por su parte, agregó que los datos indican que unos meses después de la segunda dosis, existe un mayor riesgo de contraer la variante Ómicron en comparación con la cepa Delta.

«Los datos sugieren que este riesgo se reduce significativamente después de una vacuna de refuerzo, por lo que insto a todos a que tomen su refuerzo cuando sean elegibles», subrayó.

El Gobierno del Reino Unido elevó este domingo el nivel de alerta por la propagación de coronavirus ante el «rápido aumento» de los contagios con la nueva cepa Ómicron y anunció un plan de emergencia para aplicar un millón de vacunas por día hasta fin de año.

Las autoridades de salud británicas reportaron en un comunicado el aumento del nivel de alerta de 3 a 4 «a la luz del rápido aumento de los casos de Ómicron».

Existe la preocupación de que es más probable que Ómicron reduzca la eficacia de las vacunas, pero los científicos creen que una tercera dosis proporcionará una protección significativa.

La semana pasada el Gobierno británico introdujo restricciones en Inglaterra con el regreso al trabajo remoto, el uso obligatorio de barbijos en lugares cerrados y el transporte, y cuarentena al ingresar al país hasta obtener un test negativo.

A partir de este martes  los contactos totalmente vacunados de las personas que den positivo en un test de Covid-19 también deberán realizar pruebas diarias de antígenos durante siete días.

Mientras que los que no estén vacunados deberán permanecer aislados durante 10 días, agregó la cartera.

A su vez desde este lunes rige la recomendación del teletrabajo sobre todo para los oficinistas, una medida que durará al menos hasta mediados de enero de 2022.

La decisión forma parte del «Plan B» del Gobierno para enfrentar a los crecientes casos de la variante Ómicron.

Las naciones descentralizadas, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, también aconsejaron trabajar desde el domicilio.

La medida tuvo un impacto inmediato en los niveles de tráfico de vehículos y la cantidad de personas que utilizan el transporte público en Inglaterra, de acuerdo con datos informados por empresas del sector.

Según el diario The Mirror, el Gobierno estaría considerando un plan de restricciones aún más drástico.

Este incluiría la obligación del cierre nuevamente de los pubs y restaurantes en Inglaterra, como ocurrió el año pasado en esta misma época, cuando los británicos vieron sus planes y festejos navideños totalmente cancelados debido a la pandemia.

El Reino Unido es uno de los países más afectados por la Covid-19, con más de 146.000 muertes desde el inicio de la pandemia y con unos 50.000 contagios diarios actualmente.

Los científicos británicos informaron que Ómicron se duplica en el Reino Unido cada dos o tres días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.