El dirigente de derechos humanos y Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivelfue asaltado en su propia casa ubicada en San Isidro. La situación comenzó cuando su nieto entraba a la casa y cuando abrió la puerta tres hombres lo violentaron para ingresar con él.

Según allegados a Pérez Esquivel, ni él, ni su esposa ni su nieto fueron golpeados y se encuentran bien. Sin embargo, fue un hecho traumático que se prolongó por unos 45 minutos y terminó con los ladrones llevándose dinero y diversos objetos de valor.

“En el lapso de los últimos 12 meses hemos sufrido el robo de la casa de Miramar y ahora el de la vivienda en San Isidro, no parecen casualidades. Exigimos a las autoridades Provinciales del Poder Judicial y del Poder Ejecutivo que investiguen lo ocurrido para evitar que vuelva a suceder”, declararon desde la oficina de prensa del dirigente de DDHH.

La causa por el asalto está en manos del Fiscal Claudio Scapolán, del Área Criminal de la departamental San Isidro.