Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Las desavenencias y cortocircuitos originados en los bloques legislativos del oficialismo por la conformación del Consejo de la Magistratura, derivaron en la virtual paralización delCongreso, que no pudo desarrollar este miércoles la última sesión del año, por lo que se comenzaron a analizar algunas alternativas.

Después de la decisión de la Cámara de Diputados de posponer la sesión para el martes 27 de noviembre, también hizo lo propio el Senado, con lo cual, a priori, sería casi imposible poder concretarlas la semana próxima, por los preparativos para la cumbre delG-20 y el conflicto aeronáutico.

“Sigue todo igual. Sin resolver nada”, informó ayer a Crónica un vocero del interbloqueCambiemos de diputados, señalando que se tomará una decisión “no más allá del viernes”. Las autoridades de ambas Cámaras legislativas y los referentes parlamentarios del oficialismo, evaluaban distintas alternativas en consulta con la Casa Rosada, no solo por la realización de las sesiones, sino también por el temario a considerar.

La convocatoria a sesiones Extraordinarias en diciembre era una posibilidad, pero voceros legislativos de Cambiemos señalaron que la idea no terminaba de convencer al presidente Mauricio Macri. Por otra parte, en el gobierno saben que en una sesión ordinaria, la oposición podría insistir con la derogación del DNU que eliminó el Fondo Federal Solidario y no quieren correr esos riesgos.

Llamado al diálogo

Después de la jornada caliente del martes último, cuando el radicalismo hizo conocer con dureza su enojo por haber perdido lugares en el Consejo de la Magistrarura, endilgando “impericia” al macrismo por ese traspié, este miércoles salió a poner paños fríos el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

“Quedó claro que el tema del Consejo de la Magistratura es un tema que vamos a conversar y a superar. Hay que sentarse, dialogar y resolver las discrepancias como siempre lo hemos hecho en estos tres años y medio de Cambiemos, dijo y reveló que ya habló con el titular del Comité Nacional de la UCRAlfredo Cornejo y con el senador Luis Naidenoff.

Además sostuvo que no participó en una mesa de negociación por el Consejo de la Magistratura“Recién me llamaron el jueves a la tarde, cuando había poco para hacer por la dinámica y la estrategia opositora”, explicó. Desde la Coalición Cívica, la diputada Marcela Campagnoli, reclamó un acuerdo a la dirigencia para avanzar en “un cambio de prácticas” y reconoció que la líder del espacio, Elisa Carrió, “hace más de un mes que no es convocada como lo era antes” para participar de las decisiones estratégicas de conjunto.

Por su parte, el diputado radical Facundo Suárez Lastra reconoció que “hay un malestar muy fuerte” en la UCR, pero que “no es nada que no se arregle con un buen diálogo, buena fe y buena predisposición” para fortalecer Cambiemos. “Es un traspié que vamos a superar sin ninguna duda“, vaticinó.