La Justicia dictó la prisión preventiva para la adolescente de 17 años acusada, junto a su esposo de 47, de matar y enterrar a su madre en el patio de su casa, en la ciudad de La Plata.

La joven, cuya identidad se reserva por ser menor de edad, está acusada del delito de homicidio calificado por el vínculo y alevosía, ya que la víctima, Daniela Cicchini (49), recibió cinco cortes en el cuello que ocasionaron que muriera desangrada.

Una fuente judicial indicó que la prisión preventiva fue dictada por el juez de Garantías platense Juan Ruíz, en tanto se aguarda que se resuelva la situación del esposo de la menor, Claudio Santa Cruz (47), ex efectivo de la Policía Federal, también detenido por el hecho.

El 7 de junio último, la adolescente denunció que su madre había desaparecido y contó que la mujer se había citado con un hombre, al que había conocido por Facebook, y tras salir de la casa rumbo a la ciudad de Berisso, nunca regresó.

La Policía buscó a la mujer durante meses, sus vecinos de la localidad de Tolosa realizaron marchas y pegaron carteles con su imagen en distintos barrios, actividades en las que participó la adolescente, pero Daniela no apareció.

En febrero de este año, una tormenta de gran magnitud perjudicó el techo de una vivienda lindante con la de Cichini, en la calle 16, entre 529 y 530, de Tolosa y el propietario de dicha casa pidió a la adolescente permiso para subir al techo y evaluar los daños.

La joven permitió el ingreso del hombre y fue así como este pudo observar que en el patio de Daniela había una carpeta de cemento rectangular, hecha al ras del suelo y sobre ella una parrilla, lo que le llamó la atención ya que la precaria vivienda de su vecina necesitaba otros arreglos más prioritarios.

Personal policial debió remover una construcción que se encontraba en el patio de la casa.

Este vecino se dirigió a la fiscalía de María Eugenia Di Lorenzo, que investigaba la desaparición de Daniela, y contó sobre esta construcción nueva, que tenía el largo de un cuerpo humano.

La fiscalía ordenó el allanamiento de la casa y los canes que acompañaban a los efectivos comenzaron a rasguñar el sector de la parrilla, tras lo cual se dispuso excavar allí.

“El cuerpo de Daniela Cicchini estaba enterrado alli, la mujer tenía los pies atados con una soga blanca y las manos también atadas, detrás de la cabeza. Se hallaba en avanzado estado de putrefacción”, explicó a Télam una fuente cercana a la investigación.

El cadáver estaba cubierto con una sábana y debajo de él fue hallada una campera, tal vez utilizada para arrastrar el cuerpo hacia su lugar de enterramiento, donde también se encontró una palita de jardinería.

De inmediato, se ordenó la detención de la hija de la víctima y la pareja de ésta, con quien la adolescente tiene dos hijas de 4 y 2 años. El móvil del crimen se desconoce aún, pero podría estar vinculado a la intención de la hija de quedarse con la casa de su madre.

Sin embargo, la saña con que fue asesinada la mujer hacen presumir otras razones y cobran allí fuerza los relatos de varios vecinos que dijeron que la víctima maltrataba y golpeaba a la adolescente.