Tensa calma cambiaria post anuncios económicos: ¿un nuevo equilibrio para el dólar?

Las conferencias de Lacunza y Sandleris fueron al mismo eje, un nuevo nivel de tipo de cambio y la confirmación del mismo sendero económico. 

 

Tensa calma cambiaria post anuncios económicos: ¿un nuevo equilibrio para el dólar?
Tensa calma cambiaria post anuncios económicos: ¿un nuevo equilibrio para el dólar?

Se temía a la reacción de los mercados ante la renuncia de Nicolás Dujovne y el arribo del nuevo ministro, Hernán Lacunza, los rumores de presiones al alza en el tipo de cambio se sustentaban en la caída en las acciones de empresas argentinas en la bolsa de Wall Street ayer, cuando no hubo operaciones en el mercado local por el feriado.

Gustavo Neffa

@gneffa

Mañana los bonos “D” soberanos en dólares arrancan con una caída del 8-10% en sus paridades. El tipo de cambio podría subir entre 6 y 8% de entrada. Ni cobertura del tipo de cambio ofrecen ya. Van a caer hasta medidos en pesos. Ni hablemos de los bonos en pesos.

106 personas están hablando de esto

En este escenario, los discursos de Guido Sandleris y Lacunza necesariamente tenían que traer calma y definición sobre como se iba a actuar de cara a las elecciones de octubre. Fue importante que ambos tuvieran la misma línea: aceptar que la inflación se aceleró producto de la devaluación de la semana pasada y controlar el tipo de cambio, que en la semana rondó entre los $57 y los $62.

Este martes, tras una leve suba, el billete verde retrocedió y cerró al mismo valor del viernes: $57.

Acorde a los anuncios, hoy el Banco Central salió a vender dólares desde temprano, poniendo un ancla en $55,55 en el mercado mayorista (siempre más barato que el minorista que es el que acceden los ciudadanos de a pie). En paralelo, mantuvo la tasa de interés cercana al 75% y dieron por resultado una jornada de preciada estabilidad. Esta vez lo lograron.

Mal Timing

Vale mencionar que es el primer discurso del presidente del Central luego del resultado de las PASO y la corrida cambiaria evidenciada la semana pasada. En este sentido, no se puede evitar pensar qué hubiera pasado si esta definición de intervenir en el mercado cambiario para mantener al dólar en un nuevo equilibrio se hubiera oficializado el lunes pasado.

Christian Buteler@cbuteler

La operatoria que hoy está haciendo el Bcra en el mercado del dólar es la que tendría que haber realizado el lunes pasado.
Hoy estaríamos dentro de la zona de no intervención y la inflación no hubiese saltado como lo hará en los próximos meses

80 personas están hablando de esto

Al margen de los contrafácticos, y como aseguraron tanto Lacunza como Sandleris, el cimbronazo de la semana pasada (un aumento del 25% en el precio del dólar) se trasladará fuertemente a precios. Traslado que será en casos mayor al necesario, producto de la fuerte incertidumbre que se vivió en los primeros días de la semana pasada que generó una descordinación total en la formulación de precios ante la falta de un valor del dólar estable. En este sentido, conseguir un valor de referencia era algo necesario y urgente.   

La mirada de nuestro principal acreedor

Un punto importante que se expuso en la conferencia del nuevo ministro de Hacienda fue cómo se iban a financiar las medidas económicas anunciadas la semana pasada. De esta forma, se desarrolló que producto de la devaluación aumenta la recaudación impositiva (por los derechos de exportación) y en este sentido, se mantiene la meta fiscal.

Esta es una señal muy importante para los mercados y para el Fondo Monetario Internacional de cara al acuerdo firmado. Luego de las conferencias, el vocero del Fondo, Gerry Rice, aseguró que el organismo “sigue de cerca” la crisis económica y financiera del país y confirmó que “pronto” enviará una misión a Buenos Aires.

143 personas están hablando de esto

Estaba previsto que el responsable para la misión argentina, el italiano Roberto Cardarelli, llegara a Buenos Aires este martes 20 de agosto. Pero sin que se conocieran explicaciones del FMI, el organismo decidió finalmente postergar la visita por al menos dos semanas. De la aprobación de esta misión depende el ingreso de un nuevo desembolso del préstamos por 5.000 millones de dólares. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *