Activistas birmanos y opositora bielorrusa, nominados al Nobel de la Paz

JUNTO AL PAPA FRANCISCO

AUDIO

La activista sueca contra el cambio climático Greta Thunberg y el defensor británico del medio ambiente David Attenborough, propuesto junto a los expertos en biodiversidad de la ONU, también integran la nómina. 

La bielorusa capt la atencin del comit en un contexto de tensin regional
La bielorusa captó la atención del comité en un contexto de tensión regional.

Activistas prodemocracia de Myanmar, la opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya y el canciller de Tuvalu, Simon Kofe, son algunos de los nominados al Nobel de la Paz de este año junto a las habituales candidaturas como las del papa Francisco y la activista medioambiental Greta Thunberg, revelaron heste martes algunos de los responsables de las postulaciones tras cerrarse este lunes el plazo para elevar los nombres.

En la lista de pretendientes al Nobel figuran muchos nombres conocidos: el papa Francisco, la activista sueca contra el cambio climático Greta Thunberg o el defensor británico del medio ambiente David Attenborough, propuesto junto a los expertos en biodiversidad de la ONU.

Sin embargo, también fueron revelados otros nombres propuestos. Justo un año después del golpe militar en Myanmar, un diputado noruego anunció que propuso como candidato al «gobierno de unidad nacional», vestigio del ejecutivo de Aung San Suu Kyi, derrocado el 1 de febrero de 2021.

Greta otra de las nominadas
Greta: otra de las nominadas.

«Ese es el único gobierno legítimo», declaró el diputado noruego del Partido Liberal Ola Elvestuen, informó la agencia de noticias AFP.

Myanmar está sumida en el caos desde que el ejército, justificándose en un supuesto fraude electoral, anuló las legislativas que había ganado el partido de Aung San Suu Kyi y derrocó al gobierno que ésta dirigía de facto.

También en relación a la crisis birmana, un profesor universitario noruego propuso como candidato al movimiento de desobediencia civil de Myanmar.

Decenas de miles de parlamentarios y ministros de todos los países, expremiados y docentes suelen presentar candidaturas al Nobel de la Paz.

El papa siempre candidato
El papa, siempre candidato.

Por su parte, el Instituto de Investigación de la Paz de Oslo (PRIO) sometió la candidatura de la opositora bielorrusa Svetlana Tijanovskaya.

Ella «jugó un papel de primera línea en las protestas no violentas contra el presidente Alexander Lukashenko y contra las autoridades bielorrusas, pidiendo elecciones justas y el cese de la violencia contra quienes se manifestaban contra los abusos del régimen actual», afirmó el director del PRIO, Henrik Urdal.

Otra legisladora noruega dijo que había propuesto al ministro de Relaciones Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe, quien causó sensación con su discurso en la conferencia internacional COP26, grabado en medio del océano, con el agua hasta los muslos.

«Tuvalu y otras naciones insulares del Pacífico están haciendo un importante trabajo para despertarnos y resolver la mayor amenaza para una paz mundial verdadera: la crisis climática», tuiteó la diputada Guri Melby.

Myammar o Birmania un pas arreciado por la violencia que ha captado la atencin de la ONU y de Oslo
Myammar, o Birmania, un país arreciado por la violencia que ha captado la atención de la ONU y de Oslo.

También circulan por los medios noruegos los nombres de el Consejo del Ártico, WikiLeaks, la denunciante Chelsea Manning, la iraní Masih Alinejad, que milita contra la obligación de llevar velo, o la OTAN, en un contexto de tensiones entre los países occidentales y Rusia en torno a Ucrania.

En tanto, la actualidad mundial dominada por la pandemia de la Covid-19 desde hace dos años, hará que organizaciones e individuos implicados en la lucha contra la crisis sanitaria formen parte de la lista.

Los cinco miembros del comité Nobel noruego también podrán plantear nombres durante su primera reunión para examinar las propuestas el 4 de marzo.

El nombre del o de los condecorados se anunciará a principios de octubre en Oslo, la capital de Noruega.

El año pasado, el galardón cayó en manos de dos periodistas, la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov, por su defensa de la libertad de expresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *