Adam Kinzinger, el primer republicano en pedir la destitución de Donald Trump

El congresista por Illinois se expresó en un comunicado en sus redes sociales donde pide que se invoque a la 25° enmienda por «el bien de la democracia».

Adam Kinzinger pidió que se invoque a la 25° enmienda para destituir a Trump
Adam Kinzinger pidió que se invoque a la 25° enmienda para destituir a Trump

Pasó un día triste para Estados Unidos, pero las imágenes de la invasión de militantes republicanos en el Capitolio sigue dando que hablar. Más allá de recorrer el mundo en algo que no será olvidado facilmente, el país continúa en medio de la transición de poderes, pero cada vez son más los que quieren ver a Trump afuera cuanto antes.

Las palabras que úblicó en redes sociales el presidente republicano estuvieron lejos de calmar los ánimos de sus más fieles seguidores y continuó elevando la temperatura al respecto de que las elecciones que perdió ante el demócrata Joe Biden fueron un fraude, cuando no hay pruebas de ello.

Ante esto, desde el sector opositor enviaron una carta al vicepresidente Mike Pence para que revea la situación del magnate y se pueda convocar a la 25° enimienda, por la que se podría destituir al mandatario en tanto se considere que es incapaz de continuar con sus funciones, que finalizan el próximo 20 de enero.

Entre ellos, esta tarde se dio a conocer al primer integrante del partido republicano en hacerlo. Se trata de Adam Kinzinger, congresista por el estado de Illinois, que lo hizo saber a través de un video en su cuenta de Twitter. «Con gran pesar, pido por el bien de nuestra democracia que se invoque la 25° enmienda», escribió.

 

Luego de los hechos infames que se vivieron en Washington, Kinzinger considera que «todo indica que el presidente abdicó, no solo de su deber o incluso de su juramento, sino de la realidad misma». Además asegura que el «asalto» del miércoles al Capitolio ha hecho «despertar a muchos» y que el presidente «invocó y desató pasiones que solo fueron gasolina para la insurrección».

Ante esto, el representante republicando se sumó a los reclamos para que sea convocada la enmienda, ya que lo ve «incapaz» y asegura que «no está bien», por lo que debe abandonar el cargo «de forma voluntaria o involuntaria». Esto puede darse a través de la normativa mencionada que necesita del apoyo de integrantes del oficialismo, que se encuentra convulsionado ante las tristes imágenes vividas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.