Según la investigación que guía el fiscal Ángel Belluomini, la víctima Francisco Javier Frías, cuyo cuerpo fue descubierto por Germán Moyano a las 13.20 en calle Monte Kent Nº 150 del Bº Almirante Brown, habría empleado una viga para poder lograr su cometido. El fiscal dispuso la concreción de una autopsia, la cual se realizará durante esta jornada.

Una hipótesis del suceso indica que Frías habría tomado la drástica decisión de acabar con su vida, abatido ante la imposibilidad de cubrir una deuda importante por la cual había sido imputado, luego de que quebrara su negocio de compra-venta de autos.

El ocasional testigo de la tragedia, Moyano llamó de inmediato a su padre y entre ambos descolgaron a la víctima de la viga, de donde pendía el cuerpo sin vida de Frías.

Durante esta jornada, trabaja en el lugar junto a peritos de la División Criminalística para dilucidar los hechos, al mismo tiempo que se la realizaba la autopsia correspondiente al cuerpo.