El hallazgo se produjo este sábado a la noche, luego de que la madre del joven se acercara a la comisaría local y contara que su hijo y la novia, identificada como Tali Alexis Moyano, habían mantenido una discusión y que la chica “estaba mal”.

Poco tiempo después, cuando la Policía llegó al la casa del joven, en la calle Moreno de esa localidad, encontró a Moyano muerta en una de las habitaciones.

Según informaron fuentes policiales, el cuerpo de la chica presentaba signos aparentes de haber sido asfixiada, pero no tenía heridas de arma blanca ni disparos en su cuerpo.

El médico que constató la muerte de la joven, confirmó que estaba cursando el octavo mes de embarazo. El bebé también murió.

El novio, con quien Moyano mantenía una relación desde hacía varios años, fue detenido y quedó alojado en la comisaría de la ciudad de Cruz del Eje, departamento que tiene jurisdicción sobre Serrezuela.

Los investigadores señalaron que no había sido denunciado por violencia de género ni cuenta con antecedentes penales.

El fiscal que interviene en la investigación, Raimundo Daniel Barrera, caratuló el caso como homicidio agravado.