Ante la desidia, la ausencia de diálogo y el desplante gubernamental en la Provincia de Buenos Aires, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) le reclamó a la gobernadora María Eugenia Vidal la apertura de las paritarias para todos los sectores de la administración provincial
“Es imprescindible que la gobernadora Vidal llame a todos los sectores paritarios a discutir la pauta para este año. Desde ATE sostenemos que los trabajadores del Estado no podemos estar por debajo del umbral de pobreza”, sostuvo el secretario general de ATE, Oscar De Isasi.
De Isasi denunció que en febrero “un trabajador de la Administración Central con treinta horas semanales cobra 12.225 pesos, siendo el umbral de pobreza de 16.961 pesos, por lo que el salario solamente cubre el 72% de lo que se necesita para no ser pobre”.
“Esta situación se agrava dada la persistente pérdida salarial que, año a año, venimos sufriendo los trabajadores del Estado bonaerense, porque si tomamos el período 2016, diciembre a diciembre, perdimos a lo largo del año un mínimo de 7% sobre el total de salarios que recibió anualmente”, precisó.

De Isasi ratificó además que mañana adherirán al paro nacional de la organización, exigiendo “el fin de los despidos, la reincorporación de trabajadores despedidos y el pase a planta permanente de los miles que hoy realizan su tarea de manera precaria en el Estado”.