Alberto Fernándezcandidato presidencial del Frente de Todos, le contestó al presidente Mauricio Macri quien lo había criticado por su postura sobre la crisis en Venezuela. Sin embargo, al respecto, Fernández remarcó que su posición “se parece mucho a la de Uruguay y México” y destacó que “hay que ayudar a encontrar una salida y no promover una intervención”.

“El problema no es si la Argentina está en el Grupo de Lima o no, sino lo que dice. Uno puede estar en el Grupo de Lima y pedir que ayudemos a Venezuela a encontrar una salida y no promover la intervención como ha hecho parte del Grupo de Lima”, sostuvo el vencedor de las últimas PASO.

El dirigente peronista, en diálogo con Radio La Red, señaló que “hay que intentar que los venezolanos encuentren una solución, porque evidentemente el informe de (la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle) Bachelet, la cantidad de gente que emigró de Venezuela están dando cuenta de una situación muy crítica, que se potencia por un bloqueo espantoso que hace mucho más difícil la situación”.

En ese sentido, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner, cuestionó la dura política implementada por los Estados Unidos para aislar al Gobierno de Nicolás Maduro: “Esto de primero generar el hambre para después decir que tira un pedazo de pan es una canallada”.

“Tenemos que hacer algo para que Venezuela recupere el diálogo, para que sus instituciones funcionen, para que la violencia cese y para que todos los venezolanos vuelvan a su país. Mi posición se parece mucho a la de Uruguay y México”, concluyó el postulante del Frente de Todos.

El país “está virtualmente defaulteado”

Más allá de su descargo sobre el tema Venezuela, Fernández se refirió a la coyuntura política y afirmó al respecto que el país “está virtualmente defaulteado”. Además señaló que en caso de ganar las elecciones del próximo 27 de octubre, quiere tener un ministro de Economía “fuerte” y dijo que Cristina Kirchner tendrá “cero por ciento” de injerencia en el armado de un eventual gabinete.

“El desastre económico que Macri causó es inconmensurable. Multiplicó por dos la desocupación y la inflación. Hace año y medio nadie hablaba del FMI y ahora tenemos la deuda más alta que el Fondo tiene en su haber”, dijo Fernández.

“Vivimos en un país que está virtualmente defaulteado. Han dicho que no puede pagar, con un déficit fiscal altísimo y ves al Presidente diciendo que después del 10 de diciembre ganancias baja del 35 al 20%, y uno se pregunta: ¿estará viendo los números de su propia administración?”, agregó en la misma entrevista.

Al renovar sus críticas al gobierno de Mauricio Macri, el postulante del Frente de Todos dijo que “uno ve todo tan negativo en materia económica que llama la atención esa actitud”. En ese marco, Fernández afirmó que el gobierno nacional “pasa de la negación a la terquedad, hacen lo que creen que pueden hacer”, expresó su preocupación por la caída de reservas del Banco Central y dijo que la situación será “gravísima” para el mes de diciembre.

“Es impresionante lo que ha hecho Macri, endeudó al país como nunca. Marco estas cosas para que la gente entienda en manos de quién estamos”, indicó el postulante peronista y reconoció que no tiene diálogo con Macri “hace mucho tiempo”. Fernández señaló que “lo único que le pedí post PASO fue que cuidara las reservas. Parece adrede lo que hace al perder USD 100 millones diarios”.

“Siento que hay una caída sostenida de dólares que el Gobierno no tiene idea de cómo pararla. En diciembre espero un escenario de muy bajas reservas, de entre 10 y 11 mil millones de dólares“, manifestó. Asimismo, aseveró que quiere tener un ministro de Economía “fuerte” si gana las elecciones presidenciales para que “pueda resolver y decidir” y añadió: “Yo aprendí de Roberto Lavagna”.

Sin injerencia en el armado de gabinete

Por último, Fernández se refirió a su compañera de fórmula, de quien dijo tendrá “cero por ciento” de injerencia en el armado de su eventual gabinete. “Esta es una pregunta recurrente. A mí este tema no me inquieta en lo más mínimo”, dijo Fernández, y aclaró que trabajará “junto con Cristina” porque “es una mujer con ocho años de experiencia en la presidencia, una dirigente política de envergadura y puede ayudar en mucho a sacar a este país adelante”.

“Quisiera tener una Cancillería donde lo más importante sea el comercio exterior. También quiero un ministro de Economía fuerte, que pueda resolver y pueda decidir. En la presidencia de Néstor (Kirchner) aprendí de Lavagna, que unificó el Ministerio”, recordó además.

Y recordó. “Cuando miro el presente siento una suerte de deja vu. Siento que estoy volviendo a entrar a la Casa Rosada en mayo de 2003. Macri generó un escenario similar al de la salida de la convertibilidad”, añadió.