Ambiente y el Iscamen firmaron un convenio para la gestión de envases vacíos de agroquímicos

El convenio interinstitucional firmado entre el Iscamen, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza y la Asociación Civil Campo Limpio hace viable una gestión ambiental integrada para poner fin al problema de los envases vacíos de agroquímicos diseminados en las zonas productivas. Tiene por objetivo la recolección, acopio, compactado y transformación de los envases plásticos de agroquímicos, evitando así contaminaciones ambientales y perjuicios para la salud.

A través del Decreto Provincial 625/2019, el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamen) y la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, son las autoridades de aplicación de la Ley Nacional 27279 de Gestión Integral de Envases Vacíos de Fitosanitarios. Esta norma establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de envases vacíos de fitosanitarios, en virtud de la toxicidad del producto que contuvieron, lo que requiere una gestión diferenciada y condicionada.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, expresó: “Mediante este convenio estamos avanzando junto con Iscamen en la implementación de el programa Campo Limpio. Este programa tiene como objetivo realizar la recolección, acopio, compactado y reciclado de los envases vacíos de productos agroquímicos para evitar que se diseminen en las zonas rurales, busca impedir contaminaciones ambientales y posibles perjuicios para la salud. El Iscamen y la Dirección de Protección Ambiental son los organismos competentes que controlan y fiscalizan el proceso”.

Durante la firma del convenio, el presidente del Iscamen, Alejandro Molero, destacó: “En este tema Mendoza ha sido pionera y, a partir de este acuerdo interinstitucional, que involucra directamente a la Secretaría de Ambiente en la problemática de los envases vacíos de agroquímicos, daremos un impulso a la gestión que venimos realizando para garantizar condiciones de trazabilidad y descontaminación. Un claro ejemplo de economía circular en tanto avanzamos, junto a los productores, hacia la reutilización de estos residuos transformándolos en productos destinados fundamentalmente al sector agrícola como postes y otros insumos”.

Ignacio Stegmann, director ejecutivo de Campo Limpio, agregó: “Desde Campo Limpio destacamos y agradecemos el trabajo conjunto que estamos realizando con las autoridades competentes de Mendoza. Seguimos sumando provincias al sistema afianzando nuestro compromiso con el correcto manejo de los envases vacíos de productos fitosanitarios y mediante la concientización, responsabilidad y trabajo en equipo seguiremos ampliando el sistema en todo el país”.

La solución al problema de los envases vacíos de agroquímicos está dada por la adopción generalizada de la “técnica del triple lavado” por parte de los productores. Consiste en enjuagar tres veces consecutivas con agua, inmediatamente finalizado el vaciado del envase, volcando el agua de lavado en el tanque de la pulverizadora. El triple lavado garantiza una casi total descontaminación de los envases de plástico y la consiguiente segura recolección, compactado, transporte y disposición final.

Por su parte, el coordinador Programa Agroquímicos del Iscamen, Oscar Astorga, manifestó: “Este convenio representa un punto de inflexión considerando lo actuado hasta el momento, donde el fortalecimiento de las alianzas estratégicas entre el sector público y privado determina una mejora sustancial en la gestión de residuos sensibles para lograr un mejor ambiente a partir del compromiso de los productores”

Estratégicamente, el Iscamen reparte bolsones de forma gratuita a los productores, quienes deben colocar en ellos los envases previamente lavados e inutilizados y devolverlos en los Centros de Acopio Transitorios habilitados. El plazo para la devolución de los bolsones es de hasta 150 días desde su compra.

De esta manera, al entregar los envases, los productores no solo cumplen con un requisito establecido por las Buenas Prácticas Agrícolas, el cual puede ser certificado, sino también con el marco legal. Como consecuencia de la transformación de los envases vacíos de productos fitosanitarios, se logra disminuir la carga contaminante en la provincia a un volumen mínimo. Así, en 2020, las actividades del programa permitieron tratar 55.000 envases entregados por los productores.

La directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, explicó que, en este marco, la Dirección de Protección Ambiental, como organismo de aplicación, creó un registro de Operadores de Envases Vacíos de Fitosanitarios: “El fin de este organismo de aplicación es controlar la trazabilidad de dichos envases, mientras el Iscamen ejerce el control y fiscalización de la separación en los CAT (Centro de Acopio Transitorio) de los tipos de envases establecidos en el Artículo 7° de la Ley 27297”.

En los Centros de Acopio Transitorio (CAT) se reciben los bolsones con envases, la clasificación y el compactado, dándole seguimiento a los lotes que son trasladados a los operadores habilitados por la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, quienes los reciclan. Estos operadores habilitados tienen la responsabilidad de obtener un producto recuperable y seguro.

Los Centros de Acopio Transitorio habilitados en la actualidad son:

• Junín: Punto limpio, calle Pergamino s/n, Barriales.

•  Guaymallén: Sede Iscamen Km8, Silvano Rodríguez s/n, Km 8.

• Tupungato: Ruta N 40 y Ruta provincial 96, calle El Álamo.

• San Rafael: Sede Iscamen San Rafael, Av. Mitre 5400, Cuadro Nacional.

¿Qué es Campo Limpio?

La gestión de envases vacíos de agroquímicos en Mendoza comenzó a principios de 1998, impulsada por el Iscamen mediante el programa denominado Limpiemos el Campo. Esto se realizó en conjunto con la implementación y promoción de Buenas Prácticas Agrícolas a nivel global, en el marco de las Euro-GAP, hoy denominadas Global GAP. En 2003, se dictó la Norma IRAM 12069, que estableció la metodología del triple lavado de los envases vacíos de agroquímicos. También se realizaron estudios que acreditaron la viabilidad de esta técnica de lavado que remueve el 99,9% del contenido original.

Entre 2004 y 2005, Mendoza comenzó a implementar un modelo de “Gestión Oficial de Envases de Agroquímicos con un Fin Social”, llamado Agro-limpio. Este modelo estaba basado en la articulación entre diferentes actores, como la Cámara de Sanidad Agropecuaria, Fertilizantes de Argentina y la Cámara de Agroquímicos de Mendoza, la industria procesadora y organizaciones sociales destinatarias de los beneficios económicos derivados del procesamiento.

El modelo fue presentado en la Comisión Federal Fitosanitaria (CFF), integrada por autoridades provinciales del ámbito de sanidad vegetal y dio impulso en 2014 a la actual Ley Nacional 27279.

Cabe destacar que esta norma es un punto de inflexión y, para su cumplimiento, Mendoza dictó el Decreto Provincial 625/19, que establece al Iscamen y a la Secretaria de Ambiente y Ordenamiento Territorial como autoridades de aplicación de la norma nacional. Este nuevo contexto legal da lugar al programa Campo Limpio, que se desarrolla en toda América bajo CropLife Latin America y es efectuado por asociaciones nacionales con la participación de fabricantes, importadores y distribuidores, entre otros actores. En Argentina, la Asociación Campo Limpio representa a los registrantes y es la responsable de acordar y velar con las provincias no solo el cumplimiento de las normas sino también realizar el financiamiento de los Centros de Acopio Transitorios de envases.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *