Cristian Roldán, el chico de 16 años que era buscado desde el sábado al mediodía luego de que se arrojara al arroyo Pinazo, en Del Viso, partido de Pilar, para nadar, fue hallado muerto a 400 metros de donde había sido visto por última vez.

El chico, que fue buscado con buzos y lanchas, habría estado jugando a la vera del arroyo, a la altura de la exruta 8, kilómetro 42, junto con un amigo de 14 años. Se habrían lanzado juntos al agua a nadar, según publica Pilar de Todos.

El adolescente de 16 años pudo salir, al lanzarse del puente del barrio, pero al ver que su amigo no podía hacerlo, volvió a tirarse al agua para ayudarlo. Sin embargo, fue él el que ya no pudo volver a la superficie, mientras que su amigo quedó enganchado en unas ramas y pudo ser socorrido por vecinos.

Cristian tuvo el peor final.

“Los dos se tiraron del puente peatonal, cuando el arroyo estaba muy crecido y el agua corría muy fuerte. Pero más adelante en una curva, Cristian salió, pero vio al amigo de 14 años que no podía hacerlo. Por eso volvió al arroyo pero en segundos se perdió de vista. El amigo quedó enganchado en unas ramas y vecinos pudieron sacarlo”, contó un habitante del barrio.

Desde la tarde del sábado trabajaron Bomberos de Pilar, Del Viso, Garín, Defensa Civil y Buzos de la Policía Federal.