El presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, apartó al juez Sebastián Casanellode la investigación por los aportes truchos de la campaña presidencial de Mauricio Macrien 2015 y de la campaña de Cambiemos en las elecciones legislativas de 2017.

La causa era el último tramo del caso “aportantes falsos” que aún quedaba en manos del juez penal, que buscaba indagar sobre el presunto lavado de dinero en la recaudación de ambas campañas del oficialismo.

El propio Irurzun había confirmado a Casanello a cargo de este tramo de la causa el año pasado.

Sin embargo, tras un pedido de fiscal Carlos Stornelli de que las pruebas debían ser enviadas a la justicia electoral de La Plata, Irurzun se inclinó por una solución intermedia: argumentó que Casanello había aportado “confusión” al proceso judicial, apartó al juez -quien no está alineado con el gobierno de Cambiemos– y conservó el expediente en los tribunales federales de Comodoro Py para asignarle la causa a otro juez penal.