Arabia Saudita admitió este sábado que el periodista saudí Jamal Khashoggi murió en su consulado en Estambul, informó un medio estatal.

“Las conversaciones entre Jamal Khashoggi y las personas con las que se entrevistó en el consulado del reino en Estambul… degeneraron en una pelea, que provocó su muerte”, indicó la agencia oficial saudita SPA, citando a la fiscalía.

En tanto, Arabia Saudita anunció el despido de un alto responsable de los servicios de inteligencia al revelar los resultados de su investigación interna sobre la desaparición del periodista Khashoggi.

“Ahmad al Asiri, vicepresidente del servicio general de inteligencia ha sido destituido de su cargo”, indicó un medio estatal, citando un decreto real. Riad también despidió al consejero de la corte real Saud al Qahtani, según la misma fuente.

EEUU, entristecido

La Casa Blanca dijo el viernes que el gobierno de Estados Unidos está “entristecido” luego de que se confirmara que Khashoggi fue asesinado dentro del consulado saudí en Estambul, pero no hizo mención de acciones estadounidenses en contra de su gran aliado.

En la primera respuesta de Estados Unidos a la confirmación de Arabia Saudita, la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo simplemente que Washington “seguirá de cerca las investigaciones internacionales sobre este trágico incidente”.

El jefe de Naciones Unidas, Antonio Gutierres, dijo nes estar “profundamente preocupado” por la confirmación por parte de Arabia Saudita de que el periodista Jamal Khashoggi, crítico de Riad, murió en el consulado del reino en Estambul.

‘El secretario general está profundamente preocupado por la confirmación de la muerte de Jamal Khashoggi. El hace llegar sus condolencias a la familia y amigos de Khashoggi”, dijo la oficina de Guterres en un comunicado, en el que también se pide una investigación“exhaustiva y transparente” sobre las circunstancias en que murió.

Fuente: AFP