Arduo trabajo de Recursos Naturales de la provincia para combatir el incendio en San Carlos

Los organismos del Gobierno provincial estuvieron en la zona y tras un intenso trabajo llevado adelante por el Plan Provincial de Manejo del Fuego, el incendio fue extinguido.

Distintas brigadas de organismos dependientes del Gobierno de Mendoza trabajaron combatiendo el fuego que se originó la semana pasada en San Carlos y que fue extinguido durante el fin de semana pasado y el primer dia de enero.

El fuego que se inició en la conocida Estancia El Cepillo, a mediados de la semana pasada, persistió durante más de tres días y quemó más de 650 hectáreas ubicadas entre los cerros El Gateado y Áspero, en los distritos rurales El Cepillo y Altamira de San Carlos.

Al parecer, las llamas comenzaron cuando gente del lugar realizó una fogata con el material seco producto del desmonte de una parte del territorio que están realizando para cultivar viñedos. Esta mala práctica, alentada por los calores y vientos, hizo que las llamas se volvieran incontrolables y se extendieran y afectaran la flora natural del lugar.

Trabajaron más de 30 personas, pertenecientes a los Bomberos Voluntarios del Valle de Uco, a Defensa Civil del departamento, a Vialidad Provincial y principalmente al Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF).

Las últimas 24 horas del incendio implicaron un intenso trabajo de personal de Recursos Naturales Renovables para facilitar las tareas de extinción. Con una cuadrilla especial y una autobomba forestal, en conjunto con el nuevo equipamiento adquirido recientemente por el Gobierno de Mendoza, lograron sofocar el intenso incendio.

Al trabajo que desarrollaban los organismos locales se sumaron los técnicos del área de Incendios Forestales y Provincia. Derivaron a la zona de fuego a la cuadrilla de Monte Comán, quienes prestaron un servicio fundamental para que el fuego no siguiera afectando el campo natural de la región. Debido al rápido accionar de este equipo, se evitaron mayores siniestros y no hubo que lamentar pérdidas en viviendas ni tampoco víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *