Un estudio del Institute of International Finance (IIF) que analiza el endeudamiento de los países advierte por la situación de Argentina, al que ubica entre los más vulnerables del mundo.

“El riesgo de refinanciación en dólares es particularmente alto para Argentina, Colombia, Egipto y Nigeria (más del 75% de las amortizaciones), México (62%) es no muy atrás, seguido por Sudáfrica (57%), Brasil (50%) y Turquía (47%)”, describe el IIF en su Global Debt Monitor.

Además explica que “dada su alta dependencia de la deuda nominada en moneda extranjera, Argentina, Hungría, Turquía, Polonia y Chile parecen ser los más vulnerables a grandes oscilaciones en los flujos de capitales”.

También destaca que los países en los que más aumentó la deuda pública son Brasil, Arabia Saudita, Nigeria y Argentina, “con un nivel gasto en intereses que ha llegado al 2% del PBI en 2018/19”. Nuestro país también Argentina encabeza el ranking de preocupaciones en términos del nivel de la deuda del sector financiero junto a Polonia. Para los emergentes en su conjunto esta deuda aumentó más de u$s1 billón desde el primer trimestre de 2017.

El informe también alerta por el crecimiento de los depósitos bancarios en moneda extranjera, principalmente en Argentina, Turquía y México: “Si bien esta dolarización de los depósitos proporciona un colchón para las empresas con altos niveles de deuda en dólares, también reduce la capacidad de los bancos centrales para controlar la liquidez y alienta a los bancos comerciales a aumentar los préstamos denominados en moneda dura“.