Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Dos hampones –uno de ellos peluquero y el otro carnicero- tomaron cautiva a una familia en el interior de una vivienda, oportunidad en la que uno de ellos violó salvajemente a una de las víctimas, que resultó ser una mujer de 40 años, en un suceso de aberrantes características que se registró en la localidad bonaerense de José León Suárez, en el partido de San Martín. Ambos malvivientes fueron detenidos por los pesquisas policiales.

Los voceros revelaron a cronica.com.ar que los hechos comenzaron cuando los asaltantes interceptaron a un hombre y se lo llevaron cautivo a bordo de un Renault Logan hasta su finca, situada en Esquiú al 1300, en la denominada Villa Hidalgo, en el citado distrito, ubicado en el noroeste del conurbano provincial.

Trascendió que los forajidos, que utilizaron al rehén como escudo humano, entraron a la casa, ocasión en la que redujeron a la esposa del hombre, de 40 años, y a las 2 hijas menores del matrimonio.

Posteriormente los malvivientes encerraron al jefe de la familia y a las chicas en una de las habitaciones, mientras que luego uno de ellos abusó sexualmente de la atemorizada señora.

Momentos después, las hienas obligaron a la mujer a que los trasladara a una vivienda instalada a pocos metros, en Andrés Lamas al 8300, donde reside una tía de la señora, para de esta manera seguir con el desvalijamiento.

Sin embargo un habitante de la humilde zona advirtió la tremenda situación y avisó de la infernal odisea al número telefónico de emergencias 911.

Rápidamente, los servidores públicos destinados en la comisaría de José León Suárez (4ª de San Martín) y en el Comando Patrulla (C.P.) del partido arribaron al escenario del asalto, donde liberaron a los rehenes y a su vez logrron apreasar a esos despreciables pervertidos, estableciéndose que eran 2 delincuentes llamados Juan Francisco, de 27 años, y Renato Gabriel, de 17, con domicilio y la localidad bonaerense de Don Torcuato, en el partido de Tigre. Los involucrados aseguraron trabajar como peluquero y carnicero, respectivamente, mientras que se determinó que el mayor de ellos era el responsable del abuso que padeció la mujer, en tanto que en poder de esos hampones se incautaron 2 bolsas, en cuyo interior había electrodomésticos, documentación una suma de dinero y varios aparatos de telefonía celular de la víctimas.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de San Martín se encargaron de supervisar los procedimientos.

Intervino en la causa el doctor Raúl Mateo Guidoni, fiscal en turno del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del departamento judicial de San Martín.