Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

Tres hombres asesinaron salvajemente a balazos a un humilde changarín, de 44 años, a pocos metros de la vivienda del trabajador. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de Moreno y se sospecha que los criminales, que lograron darse a la fuga, habrían actuado por venganza, ya que acusaban a un hijo del occiso de haberle robado, a uno de ellos, un aparato de telefonía celular.

Los voceros de los tribunales de Moreno – General Rodríguez afirmaron que la infortunada víctima fue identificada como Adrián Marcelo Gallo, de 44 años.

Así fue el hecho

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando el changarín en compañía de su pareja, llamada Sandra Elizabeth Medina, arribaron a bordo de un remise a su humilde finca, situada en San Lorenzo al 1100, casi en el cruce con López Buchardo, en el citado distrito.

Medina ingresó a la vivienda y entonces aparecieron en escena los agresores, quienes balearon a Gallo en la región torácica, con un arma de fuego que se cree sería una escopeta o un pistolón. Gallo dejó de existir casi de manera instantánea a raíz de sus graves heridas, oportunidad que los marginales aprovecharon para fugar a la carrera y refugiarse de inmediato en las calles del vecindario.

Medina, al escuchar las detonaciones, salió de la casa y observó a su marido en un gran charco de sangre. Versiones aportadas por la gente del barrio sostienen que los atacantes habrían actuado por venganza, ya que se asegura que un hijo de Gallo le habría robado un teléfono celular a uno de los asesinos.

Sin embargo, la Justicia, que se ocupa de investigar el caso, no descarta otras hipótesis con respecto al fusilamiento. Pesquisas policiales de la comisaría 1ª de Moreno realizan diferentes procedimientos con el objetivo de establecer el paradero de los responsables del crimen, mientras que a su vez se intenta determinar si son verdaderos los diversos comentarios formulados por los habitantes del lugar, respecto a los motivos del violento suceso.

Además se procura averiguar si el hombre fallecido tenía antecedentes por robo y encubrimiento. Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora María Gabriela Urrutia, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 8 del departamento judicial deMoreno – General Rodríguez.