Un joven paraguayo de 22 años fue detenido en la localidad bonaerense de Lobos al estar sospechado de haber asesinado a su sobrina, de 8, cuyo cadáver carbonizado apareció en una vivienda.

Los voceros del departamento judicial de La Plata revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como Guadalupe Ezeiza, quien apareció calcinada en una finca situada en avenida Hipólito Yrigoyen al 1200.

Posteriormente el extranjero, llamado Sergio Ramón, se hizo presente en la vivienda de uno de sus familiares, en Roque Pérez, y le dijo: “Me mandé una cagada, por la nena no puede hacer nada”.

El expediente se caratuló preventivamente “Homicidio”.