Así fueron los segundos previos a la trágica caída de Natalia Vargas en Loma Bola

El video podría ayudar a la Justicia a determinar las causas que provocaron la precipitación de la joven concepcionense.

Un video filmado minutos previos a la caída de que provocó la muerte de Natalia Vargas, quien se precipitó el pasado viernes cuando se largó desde un parapente en Lomba Bola, en el cerro San Javier, podría servir para determinar las causas que provocaron el trágico desenlace de la joven de 28 años.

Las imágenes demostrarían que Vargas no llevaba puesta la “piernera”, que sostiene al segundo pasajero en la silla del parapente. El ingeniero Juan José Vargas, padre de la fallecida, comentó que los amigos de la joven notaron que “iba rara, no con las dos piernas recogidas, sino colgadas”.

“Esto es raro. Si se tratara de apretar un botón para soltarse, ¿no hay algo que la sujete ante una emergencia?”, se preguntó otra de las amigas, Sofía Seidán.

Desde un principio los allegados y familiares de Natalia dudaron de las primeras informaciones que hablaban de que a causa de un ataque de pánico la joven se habría liberado accidentalmente del parapente cayendo al vacío.

La Justicia intenta determinar qué ocurrió para que Vargas cayera del parapente en el que volaba. Para ello, los peritos analizarán las cámaras grabadoras y los celulares que fueron secuestrados ayer en Loma Bola.
Además, desde el día de la tragedia se están realizando rastrillajes en la zona para intentar dar con el celular de la víctima y verificar si no contiene grabaciones que puedan ayudar a determinar qué fue lo que pasó.

La Justicia intenta determinar qué ocurrió para que Vargas cayera del parapente en el que volaba. Para ello, los peritos analizarán las cámaras grabadoras y los celulares que fueron secuestrados ayer en Loma Bola.

Además, desde el día de la tragedia se están realizando rastrillajes en la zona para intentar dar con el celular de la víctima y verificar si no contiene grabaciones que puedan ayudar a determinar qué fue lo que pasó.

Fuente: La Gaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *