Avanza a paso firme la modernización lumínica en Guaymallén 

El municipio lleva adelante su Plan de Renovación de Luminarias con el que deja atrás las lámparas de vapor de sodio. La primera etapa del plan ya superó el 60% y se reconvirtieron casi 3000 artefactos a tecnología LED.

 

Basta con recorrer de noche el casco urbano del departamento para notar los resultados del Plan de Renovación de Luminarias que comenzó Guaymallén en marzo de este año. Desde la puesta en marcha de la primera etapa -que prevé reconvertir 5.800 artefactos-, ya se colocaron alrededor de 3.000 lámparas con tecnología LED en calles principales, parques y paseos. El objetivo de esta tarea es obtener mayor ahorro energético, brindar un mejor rendimiento lumínico y aportar a la modernización del espacio público.

La reconversión comenzó en las arterias principales y en los accesos más utilizados. Se inició en los distritos de Pedro Molina, San José y Dorrego; y continuó en Villa Nueva, Nueva Ciudad, Belgrano, Las Cañas, Jesús Nazareno, El Bermejo, Rodeo de la Cruz y Kilómetro 11. Además, es importante mencionar que las intervenciones de tipo integral que se dan en algunas calles como Avellaneda, Godoy Cruz, Azcuénaga, Mitre, Ponce y Severo del Castillo ya incorporan la tecnología LED en sus proyectos.

Los últimos días se reconvirtieron lámparas en las calles Aramburu y Ciudad de Santa Rosa, en Las Cañas; y Cipolletti y Amado Nervo, en el distrito Dorrego.

La primera etapa, que ya superó el 60% de su ejecución, apunta a renovar 5.800 de unas 38.000 que actualmente existen en el departamento. En cuanto a parques y paseos también se está iniciando el reemplazo, previo control del estado de las instalaciones (tablero, postes) y cableado.

Para hacer realidad este programa, el municipio ha realizado una inversión de $53.000.000 en lámparas nuevas y otros $40.000.000 en materiales complementarios (postes, columnas, balastros, soportes, cables).

Así se trabaja

Como la eficacia y el rendimiento lumínico son ejes centrales del plan, una parte importante del proceso es el diagnóstico. Esta tarea se lleva adelante en forma conjunta con la UTN, y los relevamientos se realizan de noche, in situ, para poner a prueba todas las variables. Se toman en cuenta el flujo vehicular, el tránsito peatonal, la cantidad de postes, la distancia entre los mismos, entre otros factores. Así se determina la potencia del artefacto a colocar; pueden ser lámparas LED de 160, 130, 100 u 80 vatios de potencia, de acuerdo a la necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *