Avanza la construcción de la nueva Guardia del Central

La obra superó el 60% de adelanto y se estima que a finales de agosto podría estar concluida

imagen

El Hospital Central, ubicado en el corazón del microcentro mendocino, es uno de los centros asistenciales más importantes de nuestra provincia y del Oeste argentino. Referente en alta complejidad, urgencias y, como hospital escuela, el nosocomio está siendo intervenido de modo integral para adecuar su infraestructura a las demandas actuales de salud.

La construcción de un Centro de Trauma-Guardia, más un área de consultorios externos y otra de cirugía ambulatoria avanza a buen ritmo y superó el 60% de su construcción. Dividido en dos grandes bloques, el primero posee una avance del 50% y abarcará las entradas para acceso peatonal y ambulancias, la Recepción, las Salas de Espera de Urgencias, Consultorios, Enfermería de primer control, Administración, Admisión, Control Policial y salas de Shock Room, que se ordenarán de acuerdo con la gravedad del cuadro que presente el paciente.

El siguiente bloque posee un avance del 80% y será el de los quirófanos y la Terapia Intensiva de Emergencias. Allí se dará el puente conector entre el edificio nuevo y el hospital, de modo que el paciente que ingresa por la Guardia y deba pasar a internación en alguno de los pisos especializados tenga una conexión inmediata.

Actualmente más de 220 personas trabajan en la obra y se utilizan para las diversas tareas más 15 equipos pesados, entre camiones, cargadoras, motoniveladora, compactadoras, entre otras.

El Hospital Central ha sido objeto de grandes intervenciones para mejorar su estructura y por ende la prestación de los servicios que ofrece, incluso en tiempo record se concluyó los 550 m2 que forman el espacio del nuevo jardín maternal, que fue demolido para poder construir la nueva guardia y reconstruido con salida independiente a la calle Garibaldi.

Además, el centro sanitario también posee desde el mes pasado un servicio de lavandería propio, que evitará las infecciones intrahospitalarias, mientras que genera un importante ahorro monetario al poder realizar la limpieza de la ropa de cama dentro de las instalaciones del nosocomio. La obra requirió una inversión de $63 millones en la construcción de 800 m2.

Fuente: El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *