El Secretario adjunto de obras de la UOCRA de Chaco, Gabriel Fernández, viajaba con su hijo, de 17 años, a bordo de una camioneta BMW por el partido de Lomas de Zamora cuando fue abordado por desconocidos que balearon el vehículo.

El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Banfield, sobre la calle Larroque al 1100, casi esquina Tucumán. A Fernández una bala le rozó la cabeza y se encuentra fuera de peligro pero su hijo recibió seis impactos de bala y está grave en el Hospital Gandulfo.

El menor recibió dos disparos en el pecho y al menos otros cuatro en distintas partes del cuerpo. Otra mujer de 24 años que viajaba en la parte trasera del vehículo resultó ilesa y es la que contó a la policía del feroz ataque.

En esta esquina se produjo el violento episodio. (Twitter)

La causa, caratulada por el momento como “abuso de armas y lesiones”, está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Lomas de Zamora.

Si bien en un primer momento se habló de un intento de robo, tras la salvaje agresión los delincuentes se dieron a la fuga sin llevarse nada.

Por eso ahora se investiga un presunto mensaje mafioso contra el dirigente gremial. Gabriel es hijo del secretario general del sindicato de la mencionada provincia, Tiburcio Fernández.