Macri y Barrionuevo, los dos que ganaron con la intervención al PJ

Macri y Barrionuevo, los dos que ganaron con la intervención al PJ

Luis Barrionuevo está acostumbrado a moverse y hablar con la impunidad de quienes se saben protegidos. Desde aquel “tenemos que dejar de robar por lo menos dos años” hasta la infame quema de urnas en Catamarca para no perder una elección, el líder de los Gastronómicos se mueve como pez en el agua cuando cuenta con el paraguas del poder y el guiño de una Justicia laxa.

La última movida en ese sentido ocurre ahora, en plena polémica por la escandalosa intervención del Partido Justicialista que dictaminó la siempre oficialista jueza María Romilda Servini, que designó a Barrionuevo como interventor del peronismo.

“Hace unos días yo estaba en la plaza de Tribunales cuando me sonó el teléfono y me dijeron que la jueza me quería ver. Fui y me preguntó si no quería ser el interventor del PJ. Todo el asunto se manejó en silencio”, disparó sin anestesia como si se tratara de una anédcota habitual.

En un diálogo exclusivo con el diario oficialista Clarín, el veterano sindicalista prometió “abrir los brazos bien grandes” para reestructurar al PJ. Sin embargo, marcó un límite que promete hacer detonar, una vez más, la unidad del partido, ya que avisó que dejará afuera al kirchnerismo: “Elos no tienen nada que hacer en el PJ. Ellos armaron su propio partido, Unidad Ciudadana. Ellos lo que quieren es usar al PJ de madriguera”, escupió.

En ese sentido, señaló su cercanía a Eduardo Duhalde y Julio Bárbaro, al tiempo que agregó a su agenda de contactos para dialogar sobre unidad a Pichetto, Diego Bossio y Sergio Massa.