El hecho ocurrió en Nayarit, México. Un bebé de 10 meses falleció tras la mordida de la llamada “araña violinista”. La criatura estuvo internada desde el pasado 14 de julio pero su cuerpo dijo basta…

Según medios locales, Kevin Cataño fue mordido por la araña, cuyo veneno puede ser diez veces más potente que el ácido sulfúrico, mientras dormía en un colchón en el suelo en su casa en Acaponeta.

El bebé fue velado y luego enterrado en el panteón municipal de Acaponeta el sábado último, informa La Jornada.

El director del Hospital General de Tepic, Arturo Guerrero, informó sobre el fallecimiento del menor el pasado jueves, producto de una falla cardíaca, luego de una internación de 35 días.

La mordedura fue en su pie izquierdo, por lo que los médicos consideraron amputarle una pierna ya que el veneno de la araña disuelve los tejidos y glóbulos rojos, y ocasiona muerte celular.

El antídoto fue aplicado 22 horas después de la mordedura debido a la dificultad para su acceso, lo que complicó aún más el cuadro clínico del bebé.

Otro bebé falleció en Chiapas

En octubre de 2017, otro nene de 11 meses, Andrey Laguna López, murió tras la mordedura de este arácnido. El bebé fue traslado al hospital de Tuxla Gutiérrez, capital de Chiapas, donde falleció debido a que el antídoto fue aplicado muchas horas después.