Bolivia elige: ¿victoria de Evo Morales o Carlos Mesa forzará el ballotage?

Con 6.974.363 de votantes habilitados, la jornada electoral transita con el interrogante de si el actual mandatario será nuevamente reelecto o habrá una segunda vuelta programada para el 15 de diciembre. 

Bolivia celebra sus novenas elecciones desde el regreso de la democracia
Bolivia celebra sus novenas elecciones desde el regreso de la democracia

Si Evo Morales se afianza y profundiza como el Presidente más longevo de América Latina o si habrá que esperar, ni más ni menos, hasta el 15 de diciembre. Esa es la expectativa que comenzará a tener respuesta desde las 20:00 (hora local).

En una jornada que al momento transcurre con normalidad, 6.974.363  de bolivianos se encuentran habilitados según el Órgano Electoral Plurinacional para elegir. En estas elecciones generales, además de entre un total de 9 fórmulas presidenciales, los ciudadanos van a elegir 130 diputados y 36 senadores para el período 2020 – 2025.

Lo cierto es que más de diez años y tres administraciones consecutivas después (según el Banco Mundial y la Asamblea Legislativa) donde el analfabetismo se redujo del 13% al 2,4%; la esperanza de vida ascendió de los 64 a 69 años y la participación de las mujeres (titulares) en el plano legislativo pasó del 13,85% al 52,40%, el futuro político de Bolivia está por definirse. 

En la novena elección desde que Bolivia recuperó su democracia en 1982 (votando en el año 1985 por primera vez), esta es la primera vez desde que Morales asumió el 22 de enero de 2006 que se llega a una llamado electoral con una posibilidad algo probable de que haya una segunda vuelta. 

Si bien la oposición no logró unificarse y el éxito del modelo económico boliviano avanza a contramano de la región, el desgaste propio de estos 14 años, en adición al pisoteo del referéndum que imposibilitaba su candidatura y la falta de renovación de las primeras líneas de su partido (MAS -Movimiento al Socialismo) son los puntos que buscan ser captados en primera medida por Carlos Mesa, candidato de la alianza opositora Comunidad Ciudadana.

La competencia y expectativa está presente en que existe una chance, menor, pero chance al fin de que Evo no logre la cantidad de votos necesarios para poder evitar una segunda vuelta

¿Qué debería pasar? El artículo 166 de la Constitución señala que será proclamada a la Presidencia y Vicepresidencia la candidatura que haya reunido el 50% más uno de los votos válidos; o que haya obtenido un mínimo del 40% de los votos válidos con una diferencia de al menos 10% en relación a la segunda candidatura.

Carlos Mesa es hoy la “esperanza” de quienes quieren poner fin a la administración Morales. Sin embargo, la falta de unidad (algo que se buscaría cambiar en caso de llegar a una segunda vuelta), la cercanía del referente desde Comunidad Ciudadana al Gobierno y su breve pero contundente paso por la presidencia del país son los puntos débiles del candidato.

“Este es un momento en el que tenemos que decidir entre el camino autoritario a la dictadura y el camino de la construcción democrática”, planteó Mesa en el marco de su cierre de campaña.

Historiador y periodista, Mesa fue presidente de la por entonces República de Bolivia entre octubre de 2003 y junio de 2005, cargo al que llega tras la renuncia o huida del por entonces mandatario Gonzalo Sánchez de Losada. 

Los coletazos propios de la llamada “guerra del Gas” llevaron a que el propio Mesa debiera renunciar tras negarse a nacionalizar los recursos naturales del país y mantenerse alejado del mundo de la política por más de una década.

Paradójicamente, fue el propio Evo quien lo convocó como vocero de la Causa Marítima que fue la demanda de Bolivia contra Chile para intentar reconquistar derechos sobre el océano pacífico ante la Corte Internacional de La Haya. 

A partir de entonces y con algunas dudas iniciales, comenzó a gestarse la candidatura de quien hoy buscará cerrar, o al menos dilatar, la hegemonía de Morales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *