El presidente de BrasilJair Bolsonaro, sorprendió con una clase de cómo limpiarse el pene. Durante un evento en el Ministerio de Educación, llevado a cabo en la noche del jueves, habló sobre la higiene personal en los varones y la preocupación por las amputaciones de pene que ocurren en el país.

Uno con los años aprende cosas, yo aprendí mucho en la escuela del Ejército. En Brasil tenemos mil amputaciones de pene anuales por falta de agua y jabón. Cuando llegamos a este punto, nos damos cuenta de que estamos en el fondo del pozo”, indicó ante el público.

Y continuó: “Supe de todo este tema cuando me dijeron que muchos hombres hacen número uno sentados en el inodoro”. Luego de la inusual intervención presidencial, el Ministerio de Salud luego emitió un comunicado sobre la higiene para prevenir el cáncer de pene.

Bolsonaro contra el turismo gay

Pero más allá de la recomendación higiénica, el presidente brasileño volvió a referirse a la comunidad gay y aseguró que Brasil “no puede ser un país del mundo gay, del turismo gay”. “Si quieres venir aquí y tener sexo con una mujer, ve por tu vida. Pero no podemos dejar que este lugar sea conocido como un paraíso para el turismo gay. Brasil no puede ser un país del mundo gay, del turismo gay. Tenemos familias”, dijo ante la prensa.

Logicamente, esto desató el repudio de la comunidad LGTB, quien está en pié de guerra contra las políticas impuestas en materia de género por el gobierno actual.

En marzo, Bolsonaro tuiteó un video de dos hombres en una plataforma que realizaba un acto sexual público como respuesta a las críticas a su administración durante el Carnaval de este año. Bolsonaro también planea eliminar todo el contenido LGBTQ de las escuelas. Y su gobierno no perdió el tiempo resucitando proyectos de ley que prohíben el matrimonio homosexual.

Bolsonaro estuvo recientemente junto a Donald Trump en la Casa Blanca y dijo que Estados Unidos y Brasil estaban “lado a lado” para rechazar los derechos LGBTQ. Al respecto, dijo: “En conclusión, puedo decir que Brasil y los Estados Unidos están de lado a lado en sus esfuerzos por garantizar las libertades y respetar el estilo de vida familiar tradicional y el respeto a Dios, nuestro creador, contra la ideología de género y las actitudes políticamente correctas y contra las falsas noticias “.