Bolsonaro se hizo un tercer test de coronavirus y volvió a dar positivo

Lleva 16 días con la “gripezinha”

Imagen: AFP

Jair Bolsonaro no se cura. Así lo indicó el tercer examen realizado al presidente de Brasil, quien desde hace poco más de dos semanas se encuentra infectado por Covid-19 y que a pesar de ello transgredió en varias oportunidades el confinamiento obligatorio.

“El test realizado el día 21 presentó resultado positivo” y el mandatario se encuentra “en buena evolución”, afirma el comunicado del Palacio del Planalto. El texto agregó que por este motivo el presidente suspendió su agenda prevista para los días posteriores a su curación.

El día en que el Gobierno brasileño informó sobre el contagio del jefe de Estado fue el 7 de julio, por lo que ya van 16 días en que Bolsonaro transcurre con la “gripezinha”, tal como él había llamado a la pandemia cuando registró los primeros casos en ese país.

Tras la confirmación de que su coronavirus sigue en curso, Bolsonaro deberá mantenerse en distanciamiento social y en recuperación en el Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial.

Así y todo, el mandatario está saliendo al atarceder a los jardines para comunicarse con una distancia de 3 metros con algunos seguidores, ocasiones en los que reivindica el uso del remedio para la malaria hidroxicloroquina, no comprobado como eficiente por los médicos.

Brasil, el segundo país más afectado por el coronavirus

Además de Bolsonaro, los infectados suman 2.159.654. En la actualidad, Brasil es el segundo del mundo con mayor cantidad de casos y fallecidos, detrás de Estados Unidos. El martes, Brasil tuvo su peor día de las últimas cuatro semanas, con 1.367 muertes en 24 horas, por lo que se elevó a 81.487 el total desde el inicio de la pandemia.

Por otra parte, en las últimas horas, el Ministerio de Salud que se encuentra a cargo del general Eduardo Pazuello fue objetado por el Tribunal de Cuentas de la Unión por haber subjecutado el presupuesto frente a la pandemia. Según un informe del Tribunal de Cuentas, desde marzo se gastó el 29 por ciento de lo previsto en el presupuesto de Salud.

En este marco, el presidente sufrió anoche un revés político luego de que la Cámara de Diputados aprobara el aumento escalonado del aporte del Gobierno federal al Fondo de la Educación Básica hasta 2026, que asegura los salarios de los maestros estatales en todo el país. El Gobierno brasileño quería eliminar el fondo, en el marco de su política de ajuste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *