Marcelo Bonelli, periodista cercano a la Casa Rosada e histórico analista en temas económicos del grupo Clarín, se hizo eco hoy de una de las teorías que explican lo que sucedió esta semana en Argentina.

Según Bonelli, una de las razones de la corrida cambiaria está relacionada con el Fondo Monetario Internacional. Según explicó, si bien Christine Lagarde manifestó su aprobación a las políticas denominadas gradualistas, “funcionarios importantes que trabajan con ela, burócratas, los que llevan las panillas de Argentina, estuvieron reunidos en Washington, hablaron contra la economía argentina y esto influyó sobre fondos de inversión”.

El periodista señaló que esos funcionarios del organismo internacional difundieron la versión de que “el plan fiscal del gobierno de Macri podría no cumplirse, en especial porque hay elecciones el año próximo”.

“En este marco de turbulencia en los mercados internacionales, estos comentarios obviamente repercutieron” en los inversores, agravando os problemas de nuestra economía.