Un nene murió el lunes último tras un corte de luz de 14 horas en Lomas de Zamora, informó la Asociación Argentina de Electrodependientes (Aaded), mientras que la compañía Edesur aseguró que “la familia no estaba registrada en la nómina de clientes que necesitan equipos de electro medicina”.

“Valentino, de ocho años, contaba con la energía eléctrica para vivir ya que tuvo un accidente con un vidrio que se incrustó en su corazón, y le provocó una parálisis cerebral que tuvo como consecuencia la utilización de equipos médicos”, dijo la entidad en un comunicado. Por su parte, la distribuidora Edesur explicó que el corte del suministro fue programado por obras.

Si Edesur “hubiese tenido el registro del cliente como beneficiario de la Ley de Gratuidad para Electrodependientes se toman las medidas correspondientes o bien se evita el corte”,aseguró una fuente de la empresa. “No estábamos al tanto de la situación, nos enteramos a través de los medios de comunicación”, afirmó el vocero y agregó: “Lamentamos profundamente lo ocurrido”.

La Aaded señaló que están “en contacto con la familia desde lo sucedido, a disposición, respetando su dolor ya que aún esperan por el cuerpo de Valentino, que aún se encuentra en la morgue Judicial, para poder despedirlo tranquilos”. “La familia pide desesperadamente que entreguen el cuerpo para despedirlo en paz y, posteriormente, contar lo sucedido para que no vuelva a ocurrirle a otra persona que necesita de la energía eléctrica para vivir y generar conciencia sobre la importancia de la luz eléctrica  en un gran universo de personas”, dice el texto de la entidad.

Desde el 26 de mayo del 2017, la ley 27.351 y la resolución Enre 292/17 establecieron la gratuidad del servicio para los clientes electrodependientes. A partir de entonces “los beneficiarios son clientes identificados como tales en nuestra base de datos”, agregó Edesur.