Otra bóveda aparece ligada a la familia Kirchner. O por lo menos eso cree la líder del GEN, Margarita Stolbizer, quien le pidió al juez Claudio Bonadio que investigue el edificio donde Máximo (actual diputado por el Frente Para la Victoria-PJ) tenía su inmobiliaria en la ciudad de Río Gallegos.

El pedido salió a través de su abogada, Silvina Martínez, en el marco de la causa que se inició por los cuadernos de Oscar Centeno.

La defensora presentó un escrito en el que hace referencia a una serie de videos que se grabaron de uno de los inmuebles que tiene el matrimonio presidencial en Río Gallegos (Santa Cruz) y que fueron difundidos en las últimas horas por medios de comunicación.

El lugar, ubicado sobre la calle Néstor Kirchner al 490, tiene cinco oficinas y una sala de reuniones y actualmente pertenece al condominio creado por los hijos del ex presidente.

Se trata de una vivienda de 366 metros cuadrados que el ex mandatario nacional adquirió el 17 de agosto de 2006 y que también está involucrada en el caso Los Sauces.

Es que durante varios años funcionó en esta dirección la Inmobiliaria Sanfelice, Sancho y Asociados, vinculada a los ex jefes de Estado.

Según la presentación, en este departamento hay una caja fuerte oculta “que podría servir para guardar los millones de dólares y euros”.

El juez Claudio Bonadio, también al frente de esa investigación, había intimado a la firma a pagar los alquileres que debían y presentar los papeles del contrato original de locación.

“Luego del desalojo del inmueble después de meses de que Romina Mercado se negara a abandonar el lugar, Máximo y Florencia Kirchner presentaron un escrito realizando un insólito pedido. Reclamaron al juzgado que permanezca un cuadro de Néstor Kirchner en la oficina principal y que el inmueble no se alquile”, resaltó la abogada.

De acuerdo con Martínez, detrás de aquel retrato se encontraría la bóveda en cuestión, “que podría servir para guardar los millones de dólares y euros que se enviaban en aviones a Santa Cruz”, como se denunció en la causa por los cuadernos de Centeno.

La letrada precisó que el acceso a la caja fuerte “posee varias dificultades”, que se pueden ver en los videos que adjuntó Stolbizer a la presentación.

“Primero una puerta común parece indicar que detrás hay una habitación, pero al abrirla una nueva puerta, esta vez blindada impide el acceso. Esta bóveda está ubicada en la oficina principal que ocupaba Máximo Kirchner. Un enorme cuadro de Néstor Kirchnercon la imagen de Evita de fondo marca la bóveda. El mismo cuadro que los hijos de Néstor pedían no quitar del inmueble”, señaló al respecto.

La abogada agregó que en el interior de esta sala oculta “se observan siete muebles de guardado en color negro” que “parecen estanterías que fácilmente servían para apilar bolsos o cajas con dinero”.