Buscan prohibir el tráfico mundial de especies salvajes en internet

 CUMBRE INTERNACIONAL

Organizaciones internacionales reclamaron una mayor regularización de las plataformas de comercio en el marco de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) que se celebra en Panamá.

Los tiburones rquiem y los martillo representan ms de la mitad del trfico mundial de aletas Foto 123RF
Los tiburones réquiem y los martillo representan más de la mitad del tráfico mundial de aletas.// Foto 123RF

Organizaciones internacionales buscan prohibir el tráfico mundial de especies salvajes en internet, que se convirtió en «el mercado más grande del mundo», y reclamaron una mayor regularización de las plataformas de comercio en el marco de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) que se celebra en Panamá.

La iniciativa fue presentada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) junto a ONGs y se espera que cuando finalice la cumbre hoy el comercio de numerosas especies quede prohibido o fuertemente restringido, informó la agencia AFP.

Sin embargo, desde las organizaciones consideraron que es necesario «ir más lejos» y obligar a «las plataformas a retirar sus contenidos imponiendo penalizaciones elevadas», dijo Lionel Hachemin, director de proyectos del Fondo Internacional para la Protección de los Animales (IFAW).

Entre 2016 y 2021, Hachemin siguió en Francia los anuncios de especies animales ilegales publicados en sitios de comercio electrónico y contabilizó más de 1.800 avisos que vendían felinos manchados, tortugas mediterráneas o guacamayos coloridos.

IFAW creó una coalición contra el tráfico de vida silvestre en línea, que tiene como objetivo ayudar a las empresas de comercio electrónico a «desarrollar una política que proteja a sus usuarios y negocios, al mismo tiempo que impida el tráfico de vida silvestre», agregó la AFP.

Según Interpol, el tráfico mundial de especies salvajes aumenta entre 5 y 7% anualmente, y promueve un comercio ilegal estimado en varios miles de millones de dólares.

Además, este tráfico es «la tercera actividad de delincuencia organizada transnacional más lucrativa del mundo», y contribuye a la desaparición de especies salvajes, informó la Plataforma Intergubernamental Científica sobre Biodiversidad (Ipbes).

En este contexto, Francia, con sus 12 territorios en ultramar presentes en cinco lugares claves de la biodiversidad, es un centro neurálgico para el tráfico de especies silvestres.

Solo en 2021, «36 toneladas de productos ilegales de fauna silvestre fueron incautados en la terminal 2 del aeropuerto Roissy Charles de Gaulle», a donde llegan los vuelos de África, según la UICN, incluyendo una docena de toneladas de carne silvestre (pangolín, primates, murciélagos y agutíes, entre otros).

Tiburones réquiem y martillo, comercio regulado

Además, el plenario de la COP19 decidió casi por unanimidad, con la reserva de Japón, regular el tráfico de 54 especies de las familias de tiburones réquiem y tiburones martillo, los más traficados como ingrediente de sopa de aleta.

«Queda aprobada la propuesta 37 sobre protección al tiburón réquiem», anunció la presidenta del plenario de la cumbre, la panameña Shirley Binder, luego de que Japón expresara sus reservas y pidiera excluir al tiburón azul de la medida, sin que ningún otro país apoyara su reclamo.

Acto seguido, la propuesta 38 de protección al tiburón martillo fue aprobada por unanimidad, sin debate.

Binder declaró que la aprobación de la protección de ambas familias de tiburones sería «una decisión histórica».

Copatrocinada por la Unión Europea y 15 países, la decisión coloca a las 54 especies de las familias de los tiburones réquiem y tiburones martillo en el Anexo II de CITES, de especies con comercio regulado.

Las especies con comercio prohibido están incluidas en el Anexo I de esta Convención, que entró en vigor en 1975 y que fijó reglas de comercio internacional a más de 36.000 especies silvestres.

«Por primera vez Cites estaría manejando un número muy grande de especies de tiburones, que sería aproximadamente el 90% del mercado», explicó Binder.

Los tiburones réquiem y los martillo representan más de la mitad del tráfico mundial de aletas, que tiene su centro en Hong Kong y que mueve unos 500 millones de dólares al año, además, un kilo de aletas puede costar hasta 1.000 dólares en los mercados de Asia oriental.

El plenario también aprobó, por unanimidad, colocar en el Anexo II a la familia de las rayas guitarra y a varias especies de rayas de agua dulce, y ratificó otras propuestas aceptadas sobre cocodrilos, ranas, tortugas y otras especies.

El mundo está «en medio de una gran crisis de extinción de tiburones», son el «segundo grupo de vertebrados más amenazados del planeta», dijo Luke Warwick, director de Protección de Tiburones de WCS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *