El empresario Angelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri y procesado en la causa de los cuadernos de las coimas en la obra pública, pidió ante la Cámara Federal que lo saquen de la investigación por haber puesto plata de “forma ocasional”. “A la investigación le queda un larguísimo camino por delante. Hay que revocar este procesamiento y dictar la falta de mérito“, lanzaron los abogados Ricardo Rosental y Fernando Díaz Cantón.

Los defensores sostuvieron que “no es lo mismo” el rol que pudieron haber tenido ex funcionarios que pertenecieron al gobierno durante 12 años, “algunos empresarios que fueron funcionales a una asociación ilícita -si la hubo- o algún empresario que un año puso plata de forma ocasional y no puso nunca más”.

En tanto, el empresario dueño de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, se presentó este miércoles ante el juez Claudio Bonadio y negó haber pagado coimas durante el kirchnerismo. El empresario fue citado a indagatoria porque una dirección vinculada a sus oficinas fue consignada por el ex chofer Oscar Centeno en sus cuadernos, aunque explicó que la dirección que se la atribuye a él es incorrecta.

También remarcó que no está nombrado él en persona ni tampoco su empresa en las anotaciones. Además, explicó que él nunca se dedicó a la obra pública ni participó de licitación alguna, por la cual muchos de los empresarios fueron indagados y sí reconocieron haber hechos pagos indebidos.

Mindlin presentó su descargo por escrito y, si bien reconoció que mantuvo reuniones con Roberto Baratta Julio de Vido, negó que se le haya sugerido pagar sobornos. El empresario es ahora titular de la firma IECSA, la cual perteneció antes a Calcaterra,.