Carrefour presentó un procedimiento preventivo de crisis (PPCE ) ante el Ministerio de Trabajo de la Nación. Se trata de un mecanismo previsto en la Ley de Contrato de Trabajo previo a la comunicación de despidos o suspensiones de personal.

Telam

Telam

La cadena de supermercados aseguró en un comunicado que “está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas” y que “la apertura de este diálogo, junto al Sindicato de Empleados de Comercio y el Gobierno, le permitirá plantear un plan para reimpulsar su crecimiento”.

Esta caída en el nivel de consumo se mantiene en los primeros meses de 2018, ya que en enero las ventas de los supermercados reflejaron un retroceso de 3,7 por ciento respecto a igual mes de 2017.

A principios de enero, Tiempo Argentino había anunciado que la empresa estaría trabajando en un paquete de despidos masivos que abarcaría a 3 mil personas en distintas áreas y sucursales alrededor del país. La firma viene de despedir a 800 personas entre 2016 y 2017.

El trámite oficial ocurre además luego de que en los últimos días de marzo trabajadores de la sucursal Paternal tomaron el supermercado ubicado en Warnes 2707, en respuesta a versiones sobre la posibilidad de que la cadena francesa planeaba despedir personal y cerrar locales de venta en varios puntos del país.

A esto se suma que a mediados de enero se anunció el alejamiento de Daniel Fernández como CEO de la compañía, tras estar durante 12 años en el cargo. Fue reemplazado por el francés Rami Baitieh.

El PPCE está previsto para los casos en los que el empleador planee afectar a más del 15 por ciento de los trabajadores en empresas de menos de 400 empleados; a más del 10 por ciento en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5 por ciento del personal en compañías de más de 1.000 trabajadores.