Desde la cartera de Trabajo dieron a conocer el acta donde el hermano del ministro llegó a un acuerdo con la empleada del escándalo. El “documento confirma que el ministro de trabajo no mantenía relación laboral con la señora Heredia”, señalaron fuentes del Ministerio.

Pero nada logra aliviar el escándalo. Mañana, el abogado Alejandro Argibay Molina presentará una denuncia penal contra Jorge Triaca por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, malversación de fondos y administración fraudulenta, entre otras cosas, por la contratación de Sandra Heredia en el SOMU.

Argibay Molina, quien es el abogado del ex titular del SOMU, Caballo Suárez y denunciará también a los interventores, entre ellos, a la senadora bonaerense de Cambiemos, Gladys González.

Los directores que puso Cambiemos pasaron a ganar el triple que los anteriores y la obra social quedó con un déficit de 7 millones de pesos.

MANIOBRA PARA PARAR EL ESCÁNDALO

Carlos Triaca, hermano del ministro de Trabajo, llegó a un acuerdo con Sandra Heredia, la empleada doméstica que dio a conocer el audio en el que era insultada por el funcionario nacional y que denunció que no sólo había trabajado en negro durante años, sino que ante un pedido de aumento había sido designada en la filial San Fernando del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), intervenido por la Justicia.

Según el acta del 19 de enero realizada por la delegación San Isidro del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Heredia accedió al pago de una indemnización de parte de Carlos Triaca. El monto fue tachado en el documento original.

Heredia manifestó que cumplía funciones de casera en la quinta de Boulogne de los Triaca, desde el 12 de noviembre de 2012 y que percibía un salario bruto de 19.500 pesos, más el uso de la vivienda y que el 6 de enero de este año fue despedida sin causa.

Carlos Triaca rechazó esos términos, sostuvo que él era el empleador de Heredia, y que la relación laboral había comenzado el 1 de octubre de 2015 (poco antes de la elección presidencial que colocaría a Cambiemos en la Presidencia y a Triaca en el Ministerio de Trabajo). También sostuvo que Heredia cobraba $9826,50 por su trabajo, más la vivienda y los gastos.

Desde la cartera de Triaca dieron a conocer el acta e informaron que el “documento confirma que el ministro de trabajo no mantenía relación laboral con la señora Heredia”. Esperan así aliviar el escándalo en el que quedó envuelto Triaca, que fue respaldado por la Casa Rosada.

“Sandra, no vengas más. Sos una pelotuda”. Así empezaba el audio de WhatsApp que el ministro Triaca le envió hace cuatro meses a la empleada doméstica que trabajaba en su quinta de Boulogne.

La empleada relató que en abril de 2017, después de pedir un aumento salarial a la familia Triaca, fue nombrada en la delegación San Fernando de la intervención del SOMU, el gremio que supo liderar Omar “el Caballo” Suárez, pero que fue intervenido por el juez Rodolfo Canicoba Corral con el aval del Gobierno. Heredia no tenía ninguna experiencia gremial previa.

“Soy delegada en el SOMU. Él  -por Triaca- me coloca ahí. Tengo contrato hasta el 12 de febrero. Él me dijo que mi prioridad era la quinta. Si yo estaba en el SOMU y había un evento tenía que irme volando para la quinta [del ministro]”, explicó Heredia en una entrevista en Radio Con Vos.