Por Gabriel Arias

Una grave denuncia recayó sobre un celador de un reconocido colegio de la localidad mendocina de Guaymallén, quien fue acusado por la madre de una alumna de 7 años por “haberla tocado”. En tanto, las autoridades del establecimiento educativo decidieron separar al sujeto hasta tanto se resuelva su situación legal.

El celador cumplía una suplencia en la escuela Justo López de Gomara, de la calle Pedro Vargas y Bernardo Houssay del barrio Unimev, fue separado de su cargo luego de que la madre de una alumna lo denunciara en el establecimiento por un supuesto abuso, confirmaron desde la Dirección General de Escuelas (DGE).

Según expuso la mujer ante directivos de esa escuela primaria, una de las más concurridas de la zona, el celador tocó a su hija de 7 años dentro del colegio. Tras la grave acusación, se labró un acta y la DGE decidió suspender el reemplazo del acusado.

Por su parte, el celador dijo que tocó a la nena en el hombro en el patio de la escuela, durante una situación poco clara, agregaron desde la DGE. La madre aseguró que esto ocurrió el jueves pasado, el trabajador dejó de asistir a la escuela desde el lunes.

Sobre la denuncia penal, aún no pudo ser confirmada por las autoridades educativas. “En estos momentos estamos pidiendo un informe para saber si la madre realizó la denuncia en la Oficina Fiscal”, detallaron.