Cerro Amarillo: La directora de Protección Ambiental y el director de Minería de la Provincia expusieron los alcances del proyecto

Los legisladores presentes escucharon las disertaciones de la Ing. Miriam Skalany y Roberto Zenobi. La iniciativa se seguirá analizando en Comisiones.

Las comisiones de Hidrocarburos, Minería y Energía junto a la de Ambiente y Cambio Climático analizaron el proyecto de ratificación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), para la exploración de Cerro Amarillo, yacimiento de cobre que está en el departamento de Malargüe y que impulsa el Ejecutivo. Lo que se busca en concreto es ratificar la Resolución Conjunta n° 031 de Minería del Ministerio de Energía y n° 412 de la Dirección de Protección Ambiental del Ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales de 2014. El debate comenzó la semana pasada y en esta oportunidad estuvieron como invitados  la Ing. Miriam Skalany, directora de Protección Ambiental; y el director de Minería, Roberto Zenobi.

“Estamos presentes acá para evacuar todas las dudas que tengamos del procedimiento ambiental. El proyecto nació en julio del 2006, es cuando se inicia el expediente y ha llevado un par de años que no hemos mostrado mucha eficiencia en el proceso de aprobación del mismo. La localización de la iniciativa se encuentra en el departamento de Malargüe, en una zona muy linda básicamente está ubicado cerca del Valle de Las Leñas. Fue sometida a evaluación de impacto ambiental durante 2014 y concluyó con la aprobación por parte de la autoridad de aplicación, a través de las resoluciones 31/2014 de la Dirección General de Minería y 412/2014 de la Dirección de Protección Ambiental. Dicha DIA espera ser ratificada por la Legislatura Provincial de  acuerdo con lo dispuesto por el artículo 3º de la Ley 7722”, resaltó.

La funcionaria con relación a los requisitos que van a tener los trabajos de exploración, señaló: “En cuanto a los trabajos de los pozos de exploración no es más complejo que un pozo de perforación de agua. Los equipos son de dimensiones similares y el impacto que causa sobre el ambiente son similares. Se utilizarán perforadoras con diamantina que asegura el no uso de ningún tipo de sustancia que puedan alterar la calidad del agua y del suelo. El consumo total que va a tener de agua durante toda la etapa de perforación de los nueve pozos que no superan los 15.000 litros es decir una pileta de lona pelo pincho y luego se puede reutilizar, es lo mismo que hacer un pozo para agua”, precisó.

La información disponible, así como los estudios previos, indican que Cerro Amarillo es un yacimiento de pórfidos de cobre. Estos son la principal fuente de cobre a nivel mundial y son parte de grandes sistemas hidrotermales que se han formado en zonas de colisión de dos placas terrestres. El proyecto se encuentra fuera de las cuencas de los ríos Atuel y Malargüe, por lo que no existe ninguna potencial afectación del  agua en el Sur mendocino.

La propuesta se seguirá analizando en Comisiones del Senado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *