Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

La localidad bonaerense de Pilar se convirtió en escenario de un tremendo suceso, ya que un adolescente, de 15 años, falleció electrocutado mientras jugaba, en companía de sus hermanos, con un desfibrilador portátil que se cree habría encontrado en la basura.

Al respecto, los voceros de los tribunales de San Isidro revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima, identificada como Jonathan Gabriel Alvarez, de 15 años, se hallaba en su finca situada en el denominado Barrio La Lonja, en el citado distrito, en el norte del conurbano provincial, oportundad en la comenzó a manipular un aparato similar a un desfibrilador portátil, que se sospecha habría hallado en la basura.

Trascendió que, en dichas circunstancias, el chico padeció una fuerte descarga eléctrica.

Momentos después, el menor tuvo que ser trasladado, de urgencia, al Hospital Central Juan Cirilo Sanguinetti, ubicado en Víctor Vergani al 800, en Pilar, donde finalmente dejó de existir a pesar de las tareas de reanimación de los médicos del centro asistencial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el jovencito se hallaba en aquellos momentos en compañía de sus 2 hermanos, de 17 y 16 años.

Pesquisas policiales del destacamento La Lonja se encargan de investigar lo ocurrido.

Intervino en el expediente, que preventivamente se caratuló “Averiguación de causales de muerte”, la doctora Paula Valeria Oyola, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 2 dePilar, dependiente del departamento judicial de San Isidro.