Comenzó otra obra de drenaje clave para Guaymallén

Se trata de la optimización del canal Allayme. Es uno de los aportantes aluvionales al canal Lagunita y trae aguas desde el sur departamental.

Comenzó la vinculación y optimización de uno de los canales aportantes al canal Lagunita. Se trata del Allayme, que administra las aguas que vienen desde el sur departamental y que no contaba con una correcta impermeabilización hacia el norte. La obra es parte de la refuncionalización general de todo el sistema de drenajes de la cuenca noroeste departamental, que lleva adelante la Municipalidad de Guaymallén.

La visión integral, con la que la Comuna ha encarado estas obras hídricas fundamentales, ha llevado a concretar obras vitales para los principales aportantes pluvioaluvionales al canal Lagunita, cauce en el que confluye el 80% de los desagües de todo el departamento. Por eso, esta semana comenzó la redefinición e impermeabilización del canal Allayme, que corre junto a la calle del mismo nombre y que desemboca en el Lagunita.

El Allayme encauza aguas que vienen desde los distritos de Dorrego, Nueva Ciudad y Belgrano, para aportar al Lagunita. Y, hasta ahora, sus características eran bien diversas. En el naciente (tramo sur) se encuentra canalizado en hormigón, hasta el distrito Nueva Ciudad y parte del distrito Belgrano. Pero esta situación no es la misma hacia el tramo norte, donde el cauce era de tierra y estaba compartido con las aguas que administra el Departamento General de Irrigación de la provincia. Esta situación, más la pendiente de la calle, hacía que los desbordes fueran muy frecuentes en la zona, principalmente en días de lluvia.

La puesta a punto del canal Allayme prevé la impermeabilización con hormigón, desde la calle Malvinas Argentinas, hasta la desembocadura en canal Lagunita. El cauce tendrá una profundidad de 1 metro, con un ancho de 1.5 metros. De esta forma, quedará completamente hormigonado e independizado de las aguas de Irrigación, con lo cual tendrá una capacidad correcta para el caudal que administra.

Paralelamente, también se procedió a optimizar el canal Gorriti, otro de los aportantes al Lagunita, que lleva aguas desde el oeste departamental. Aquí también se redefinió el cauce y se procedió a la impermeabilización.

Es importante señalar que el 70% de esta obra está financiada por el Fondo Hídrico de la Nación, a través de la Subsecretaría de Recursos Hídricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *