Nehuén Rodríguez falleció el 15 de diciembre de 2014 tras ser embestido por una camioneta de la Policía Metropolitana que cruzó un semáforo en rojo a alta velocidad y sin sirena cuando el joven salió de su casa para ir a festejar el ascenso de Huracán.
Durante más de 3 años la familia de Nehuén denunció irregularidades en la causa y 3 suspensiones del juicio que finalmente conseguirá llevar al banquillo de los acusados a Daniel German Castagnasso, el oficial que conducía la camioneta Ford Ranger.
La noche del 15 de diciembre de 2014, Nehuén Rodríguez salió de su casa para festejar el ascenso de Huracán, el club del que era hincha, y fue atropellado por un vehículo de la Policía Metropolitana que cruzó un semáforo en rojo, sin sirena ni balizas a más de 100km por hora.
En diálogo con el programa Cazadores de Zonceras de FM Riachuelo, Roxana Cainzos, la madre del joven aseguró que “Al fin hemos llegado después de tres fechas de suspensiones, esta es la cuarta llegamos al tan ansiado al juicio oral por Nehuén. Estamos con todos los preparativos juntando gente, organizaciones, vecinos todos para que ese día estar apoyando desde afuera y tratar de conseguir algo de Justicia. En estos tiempos está todo cada día más difícil con la represión y las Fuerzas del Estado que cada día tienen la soga más suelta”.