Comparan la tragedia de LAPA con las pocas "garantías de seguridad" de las low cost

Comparan la tragedia de LAPA con las pocas “garantías de seguridad” de las low cost
Los Gremios Aeronáuticos Unidos, compuestos por APA, APTA, UPSA, UALA, APLA, ATCEPEA y ATEPSA, denunciaron que las empresas aeronáuticas de low cost no brindan “las máximas garantías de seguridad aérea”.
“Las empresas con cultura Low Cost (como lo fue LAPA y LAMIA), buscan multiplicar su rentabilidad bajando muchísimo los costos y exigiendo subsidios públicos de gobiernos centrales, provincias y/o intendencias. De esta forma venden gran cantidad de pasajes y elevan significativamente sus ganancias”, denunciaron desde la unión de gremios.
En un comunicado, los trabajadores explicaron que “los costos aéreos que se reducen drásticamente no son sólo los del confort: el tipo y cantidad de equipaje de abordo, la ubicación de los aeropuertos, o los de la homogenización de las flotas; sino también, los que comprometen seguridad en vuelo, que son los más altos: por ejemplo gasto de combustible, capacitación del personal, exámenes psicofísicos de técnicos y pilotos, condiciones y modalidad laboral, calidad y cantidad del mantenimiento y la reparaciones aeronáuticas, salarios dignos adecuados a la calificación y responsabilidades”.

Algunas maneras de “ajustarlos a la baja”

Los trabajadores denunciaron que hay varias formas de flexibilización. En ese sentido, enumeraron que las low cost reducen sus costos en cuestiones muy sensibles:
1) Eliminan o relajan las exigencias regulatorias aeronáuticas.
2) Aumentan las horas de vuelo de la tripulación y trabajadores en tierra.
3) Espacian los tiempos de los tipos de mantenimiento de los aviones y devalúan su calidad.
4) Devalúan las capacitaciones exigidas.
5) Flexibilizan contratos laborales.
6) Pagan salarios paupérrimos y cambian la condición de relación de dependencia por monotributismo.
7) Operan con el combustible bajo los límites que establecen las normas internacionales, como hizo LAMIA. (En Europa son muchas las sanciones a empresas Low Cost por operar con “mínimum fuel” o combustible insuficiente).
“El antecedente Low Cost en la Argentina se llamó LAPA. Fue una experiencia trágica y horrorosa, que el 31 de agosto de 1999 dejó en Aeroparque 67 muertos y decenas de heridos con secuelas de por vida. Solo hubo un par de condenas menores sin cárcel, y la mayoría de los responsables fueron absueltos por prescripción de la acción penal, no por inocentes. La impunidad judicial era habitual hasta esa tragedia”, denunciaron.
Sobre la polémica de la banda mínima tarifaria y su eliminación -que posibilita que las empresas Low Cost lancen una agresiva guerra de tarifas- sostuvieron que “era insistentemente requerida al gobierno nacional, por las Low Cost Flybondi y Norwegian”.
“En la década del 90, la desregulación del mercado aerocomercial y la feroz guerra de tarifas obligó a bajar costos e inversiones, llevó a la quiebra a Southern Winds y DINAR, puso al borde a Aerolíneas Argentinas y Austral, y generó el trágico siniestro de LAPA que la hizo desaparecer”, denunciaron.