Las intensas tormentas que se abatieron sobre la Puna jujeña en los últimos días se cobraron la vida de un hombre, quien estaba sembrando en un paraje cercano a Cangrejillos, cuando fue alcanzado por una descarga eléctrica. Mientras otras dos personas, cuyos datos filiatorios no trascendieron, que lo acompañaban, milagrosamente salvaron sus vidas, por la onda expansiva salieron despedidas y sólo perdieron el conocimiento hasta que fueron trasladados al hospital Jorge Uro de La Quiaca.

Se trata de una mujer y un joven que acompañaban al fallecido Hugo Ramos, desde el nosocomio informaron que si bien quedaron en estado de shock, su salud no reviste peligro. Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió alrededor de las 16.30 del martes último. Las tres personas estaban sembrando, cuando se desató una tormenta.

Por lo que buscaron refugio en los pocos árboles de la zona, entonces fue cuando Ramos recibió una descarga eléctrica fulminante falleciendo en el acto. El médico policial determinó que las causas del deceso fue por “electrofulguración”.