Luego de que una mujer ingresase en grave estado en horas de la madrugada del viernes al hospital San Martín, se denunció un probable caso de irregular interrupción del embarazo de forma “casera” en una vivienda de la capital de Entre Ríos.

La joven, de 25 años, había llegado al nosocomio con riesgo de muerte, pero los profesionales lograron reanimarla. Poco después, se ordenó el arresto domiciliario de la pareja de la chica, también de 25 años, por el alumbramiento no asistido de su pareja.

Sin embargo, luego de realizarse la autopsia se supo que la criatura nació con vida, por lo que se descartó la interrupción del embarazo a través de la práctica abortiva. Asimismo, hubo un tiempo de sobrevida, por lo que restará saber si la muerte se produjo o no por la introducción dentro del lavarropas con agua y ropa llena de sangre, según informa el sitioelonce.com.

Tras conocerse el resultado de la autopsia, la carátula de la acusación que pesaba sobre la pareja de la víctima y presunto padre del bebé fallecido, cambió a homicidio calificado por el vínculo  “en vista a que él sabía del estado de embarazo de la joven y en principio no la auxilió a ella ni al bebé como debería haberlo hecho”, según señaló el fiscal que interviene en el caso, Dr. Franco Bongiovani.

Por su parte, el juez Dr. José Eduardo Rulh resolvió dictar la prisión domiciliaria del detenido, por 30 días, mientras continúa la investigación por el alumbramiento no asistido de la joven y la muerte del bebé. El acusado se abstuvo de declarar.

La joven está en grave estado

Por su parte, autoridades de Terapia Intensiva del hospital San Martín donde se encuentrainternada la joven, confirmaron a  Elonce que la joven “sigue en estado reservado, grave” y fue sometido a una cirugía para detener sus hemorragias pero continúa “muy delicada”.

“Este domingo se le practicó una histerectomía ( extracción del útero) para detener las hemorragias, y si bien se estabilizaron los sangrados, mejoró la coagulación, continúa en estado delicado con asistencia mecánica respiratoria”, explicó el Dr. Guillermo Grieve, el jefe de Terapia Intensiva de los médicos del nosocomio.

Situación

“La paciente de 25 años, llegó en paro cardíaco y debió ser reanimada, porque ese encontraba con signos claros de Shock Hipovolémico, es decir, que no puede mantener la presión arterial por pérdidas, que en este caso, tenían origen ginecológico”, explicó Grieve y relató que “además de la resucitación inicial, que se hace con líquidos y medicamentos, la paciente pasa a quirófano, donde se observan restos de un alumbramiento parcial y el cual originaba, un trastorno en la coagulación, en la cual se alteran todos los tiempos y se producen sangrados constantes”.

Tras la cirugía, la joven pasa a la Unidad de Terapia Intensiva, “donde se continuó con la reanimación, la recomposición hídrica y con drogas para tratar de sostener la presión arterial. Por ahora, la paciente está con pronóstico reservado, en muy grave estado, en asistencia mecánica, con sedo analgesia y neuro protección”, destacó el Dr. Grieve.