Cornejo y Larreta aseguraron que “ya no hay lugar para el gradualismo”

Así lo explicaron durante un encuentro con empresarios y dirigentes sindicales donde hicieron referencia a la importancia de un “cambio rápido y profundo” en el país. Además, dieron algunos detalles sobre las reformas estructurales que serán necesarias encarar.

El precandidato a presidente, Horacio Rodríguez Larreta y los candidatos a gobernador, Alfredo Cornejo y diputado nacional, Lisandro Nieri, mantuvieron un encuentro con empresarios y dirigentes sindicales en la Federación Económica de Mendoza (FEM). Allí dialogaron sobre la realidad actual del país y la importancia de un cambio de rumbo en materia macroeconómica en país. Además, dieron algunos detalles sobre las reformas estructurales que serán necesarias encarar.

Estuvieron presentes el vicegobernador Mario Abed; el referente nacional, Fernando Straface; el titular del PRO Eduardo Macchiavelli; el representante de Encuentro Federal para el Desarrollo de Mendoza, Julio Totero; el presidente de la CAME, Santiago Laugero y el intendente de Capital, Ulpiano Suarez.

Durante la actividad Alfredo Cornejo hizo hincapié en el hecho de que Mendoza es una de las provincias que más necesita del cambio macroeconómico. En ese sentido, recordó que “cuando hemos tenido orden macroeconómico y superávits gemelos, como lo fue en el 2005, 2006 y 2007, el país crecía al 7% mientras que Mendoza lo hacía entre el 11% y el 12%”.

De esta manera, el candidato a gobernador dejó en claro que “con ese orden, la provincia puede ofrecer muchas oportunidades de trabajo en Mendoza y también puede ofrecerle mucho al país. El rol del Estado nacional en la economía es muy importante porque tiene en su poder los verdaderos instrumentos de política económica como lo son la circulación de la moneda, el tipo de cambio, los tratados internacionales, los principales impuestos, entre otros”.

En tanto que el precandidato a presidente hizo hincapié en que “no hay tiempo para el gradualismo” y que se necesita de “un cambio rápido y profundo”. Aseguró que lo más importante será garantizar que “el cambio sea duradero” y que “se mantenga en el tiempo”.

Asimismo, mencionó que “hay que cambiar la dinámica de los últimos 40 años de la historia argentina” con el fin de lograr estabilidad macroeconómica, poder encarar reformas estructurales y trabajar en un plan de desarrollo.

Rodríguez Larreta enfatizó que “los países no quiebran, pero entran en la situación en la que estamos hoy nosotros”. Detalló que se debe recomponer algo en las reservas, generar algún tipo de estabilidad para el tipo de cambio, “pero tiene que ser lo menos rígida posible, porque salir de la convertibilidad, que es un modelo muy rígido de estabilidad, le costó a la Argentina la peor caída de su Producto Bruto en la historia, menos 12%, en el 2002”.

El precandidato a presidente habló de diversos modelos económicos y de su plan para la Argentina. “Todo el mundo habla de la maravilla del modelo ecuatoriano de dolarización, porque no tenés inflación, pero tampoco tenés crecimiento”. Por este motivo, propone lograr estabilidad con el déficit cero, lo más rápido posible, “seguro al final del primer año”.

Respecto al sistema impositivo, Larreta busca que sea más pro-empleo, apuntando a la baja en las cargas patronales, para tomar empleados. “Vamos a retención cero a los productos de economías regionales, el vino mendocino y algunos otros productos, como las olivas. Y después un proceso de baja gradual de las retenciones de los granos grandes, donde tenemos que ir eliminando las retenciones sin que eso afecte la solidez fiscal”, explicó.

Comentó que ese es el camino que ha caracterizado la historia de los últimos 40 años de la Argentina y remarcó: “Miren dónde estamos, con peleas de antinomias e insultos y lo que propongo es que probemos algo distinto, que trabajemos para la construcción de un apoyo político sólido, porque el otro camino es imposible, te lleva al fracaso y tenemos que elegir entrar en un camino con apoyo sólido y suficiente como para lograr impulsar las reformas necesarias”.

Para reforzar sus dichos, recordó que “acabamos de ganar dos elecciones, en San Juan y San Luis, a feudos que parecía dificilísimo”. Puso como ejemplo a Mendoza al decir que “acá tienen un acuerdo político amplio que les ha permitido gobernar y muy bien todos estos años, con muchas reformas” y resaltó que “esa es la visión que hay que llevar a la Argentina”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *