Coronavirus: Jujuy presenta un plan para volver a clases una vez por semana

A partir del 15 de junio

El gobernador Gerardo Morales presentará esta propuesta al ministerio de Educación la Nación, aunque ya le anunció a los docentes que firmará un decreto para adelantar al lunes próximo las vacaciones de invierno, de manera de poder correr el calendario escolar. Nicolás Trotta confirmó a PáginaI12 que varias provincias trabajan planes para la vuelta.
El gobernador Gerardo Morales plantea reabrir las escuelas de Jujuy a partir del 15 de junio, pero el plan tiene que ser aprobado por el ministerio de Educación de la Nación.
El gobernador Gerardo Morales plantea reabrir las escuelas de Jujuy a partir del 15 de junio, pero el plan tiene que ser aprobado por el ministerio de Educación de la Nación. 

El gobernador Gerardo Morales plantea reabrir las escuelas de Jujuy a partir del 15 de junio, con un sistema escalonado y una función limitada, es decir como “centros de apoyo” a la educación a distancia. Así lo anunció al presentar un plan de cuatro etapas para el regreso de las clases, comenzando con la reapertura de las escuelas rurales y con modalidades de asistencia entre las que está que los alumnos concurran una vez a la semana. Morales presentará hoy esta propuesta al ministerio de la Nación, aunque ya le anunció a los docentes que firmará un decreto para adelantar al lunes próximo las vacaciones de invierno, de manera de poder correr el calendario escolar.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, confirmó que el gobernador le manifestó su voluntad de reabrir las escuela y mencionó que son varios los mandatarios que lo evalúan, por lo que el ministerio está elaborando protocolos sobre qué medidas de cuidado se deberán tomar para el regreso. La decisión dependerá de la situación epidemiológica, reiteró, pero en este sentido hay pedidos relacionados a que el nivel de circulación de la covid-19 es diferente según la región. “Hay provincias que no tienen circulación del virus, como Formosa y Catamarca, y otras que hace 45 días que no presentan ningún caso”. Los protocolos de cuidado implicarán un regreso escalonado, de no todos los estudiantes los mismos días, con un criterio de comenzar reabriendo escuelas rurales, debido a que tienen pocos alumnos.

“Estamos terminando de revisar estos protocolos”, dijo el ministro. “El gobierno de la provincia de Jujuy anunció su voluntad, hay que ver en detalle cómo es el comportamiento epidemiológico en las próximas dos semanas. Para nosotros hay dos componentes para tomar la decisión: lo que digan los epidemiólogos y el consenso social. En eso, por más que quienes habitamos la región Metropolitana vemos que hay una circulación alta con aumento de casos, hay provincias argentinas que tienen una situación totalmente distinta y eso demanda, en un país federal, un abordaje diferente”.

En la propuesta que adelantó Jujuy, llama la atención que proponga convertir a las escuelas en “centros de apoyo” para que los estudiantes asistan como complemento de la educación a distancia, que seguirá siendo la modalidad principal de educación. El gobernador habló de esquemas de asistencia de “una vez por semana”, sólo para los estudiantes del nivel primario y secundario, y de cumplimiento “voluntario”, para “revisar y ver cómo va el proceso de enseñanza y hacer los reajustes necesarios”. En el planteo, no queda claro por qué, si no hay riesgos, se piensa en tan poca presencialidad; o si el riesgo está, para qué tomarlo por tan poco.

En el ministerio de Educación de la Nación vienen pensando en un eventual regreso a las aulas para la Ciudad y el Conurbano en agosto o septiembre, en el caso de que haya un escenario positivo ante la pandemia.

La región metropolitana es la que tiene mayores dificultades para este regreso, y es claro que mientras haya una tendencia no decreciente de circulación del virus, las escuelas permanecerán cerradas. Los protocolos para las aulas de la post pandemia prevén menos alumnos por clase, para lo que los grados y años se dividirían en dos, y concurrirían en días alternados. Son medidas pensadas para un esquema dual, que combina clases presenciales con aprendizaje en los hogares, aunque ninguno de esos análisis habla de poner lo presencial en una función tan subalterna a la educación virtual, como aparece en el planteo de Morales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *