Coronavirus: Larreta insiste en que no hay marcha atrás con la cuarentena

En la Ciudad de Buenos Aires crece el número de contagios de covid-19

En una conferencia de prensa aseguró que prioriza testeos y aislamientos en casos detectados más que un retorno a fases previas del aislamiento.
El jefe de gobierno, Horario Rodríguez Larreta, no da marcha atrás en la cuarentena.
El jefe de gobierno, Horario Rodríguez Larreta, no da marcha atrás en la cuarentena. 


Imagen: Gobierno de la Ciudad

Horacio Rodríguez Larreta confirmó que no tiene, de momento, intención de volver a la fase 1 de la cuarentena. El jefe de Gobierno aseguró que “en la Ciudad hay un alto nivel de conciencia” para fundamentar su decisión de no restringir de nuevo el aislamiento. También advirtió que el índice de contagiosidad (R) está en 1,13 y la cantidad de camas de terapia intensiva sigue en un número manejable. No obstante, sin responder a las críticas de funcionarios bonaerenses, el mandatario advirtió que también le preocupa el aumento en el transporte, dado que subió en un 22 por ciento la circulación. Por eso, dijo, habrá más controles para asegurarse que el transporte lo usen solo trabajadores esenciales.

En la Ciudad, el índice de positividad (esto es, los diagnósticos confirmados sobre el total de testeos) es más alto que el nacional. Si el promedio en la Argentina es del 15,7 por ciento, en la Ciudad –según los últimos datos– es de 28,3 por ciento. Y para el martes, con los hisopados del día, era nada menos que del 56,1 por ciento. El parte diario del Gobierno porteño indicó 18.926 casos acumulados de covid-19 entre residentes y no residentes con un incremento el martes de 775 casos. Hay ya 384 muertos.

Sobre este escenario, Larreta dio una nueva conferencia de prensa –escudado por el vicejefe Diego Santilli y el ministro de Salud, Fernán Quiros– donde señaló que énfasis sigue puesto en avanzar con testeos y con aislamientos sobre los casos detectados, más que un retorno a fases previas de la cuarentena. Testear, encontrar casos positivos y aislarlos es la tarea que se dio el Gobierno porteño. Lo que no quiere decir que dentro del Gabinete no haya quién piense –como es el caso del ministro de Salud porteño– que en algún momento habrá que regresar a una etapa de restricción total.

Pero, por ahora, el jefe de Gobierno está en contra la idea de volver atrás a fases de mayores restricciones a los sectores comerciales. Para sostener esto, Larreta presentó una serie de argumentos y números. El primero fue el índice de contagiosidad: “Hoy el R, la tasa de contagiosidad, está en 1,13, y en el Barrio 31 ya bajó del 2,6 al 0,6, lo cual muestra la efectividad del plan DetectAR”, indicó Larreta. En el parte del Ministerio de Salud porteño, se indica que hay 1.706 casos confirmados en la Villa 31.

“El plan DetectAR lo llevamos adelante con el Gobierno nacional. Arrancamos en el Barrio 31, lo llevamos a todos los barrios vulnerables grandes de la Ciudad, y en todos hay una leve pero clara tendencia hacia abajo en la cantidad de contagios”, se entusiasmó Larreta. “Dado el éxito en los barrios vulnerables, hace dos semanas decidimos llevarlo adelante en toda la Ciudad”, indicó el jefe de Gobierno sobre los operativos que comenzaron por el barrio de Balvanera.

“Todo esto supone que hemos aumentado mucho nuestra capacidad operativa. Tenemos 500 contagios nuevos por día, hay que llamarlos uno por uno, llamar después a sus contactos estrechos. Estamos hoy con una capacidad de 600.000 conversaciones por mes, de identificación y de seguimiento de los contactos estrechos”, afirmó Larreta. La estrategia supone que una persona a la que le da positivo el test solo puede haber contagiado a sus contactos estrechos, lo que podría no ser así según especialistas consultados por el diario.

“Otro de los pilares importantes de nuestra estrategia es el testeo preventivo a los profesionales de la salud”, sostuvo Larreta. “Por eso compramos 300 mil test rápidos que identifican los anticuerpos en sangre”, indicó el jefe de Gobierno, quien aseguró que también testearán a trabajadores de geriátricos. El jefe de Gobierno hizo caso omiso a un relevamiento de concurrentes y residentes de hospitales porteños que indica que en el 51 por ciento de los centros de salud no se cumplen los protocolos de aislamiento del personal.

Larreta sí hizo propia la preocupación que se planteó en la reunión de Ministros de Salud de Ciudad, provincia de Buenos Aires y Nación de que el transporte público viene siendo uno de los costados más preocupantes de la reapertura de actividades. “El cumplimiento de las medidas de aislamiento viene siendo muy favorable, pero tenemos un dato en las últimas semanas que nos viene preocupando mucho: en los últimos 12 a 15 días aumentó casi el 22 por ciento la circulación en el AMBA”, dijo Larreta. “Por eso, una de las medidas que se consensuaron ayer (por el lunes) con los ministros de Salud es ser mucho más estrictos con el control y garantizar que el transporte público sea sólo para los trabajadores que están en los sectores esenciales para combatir el virus“, remarcó el jefe de GObierno.

“Vamos a profundizar la estrategia del DetectAR, ese es el camino, llevándola a todos los barrios de la Ciudad donde identifiquemos que tenemos una concentración de contactos. Y vamos a seguir tomando decisiones en base a los datos y la evidencia. Si la situación se complica, volveremos para atrás“, advirtió Larreta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *