Coronavirus: más restricciones en Europa

Los contagios en el mundo superaron los 40 millones

Controles estrictos en París.
Controles estrictos en París. 

El mundo superó los 40 millones de contagios por coronavirus este lunes y en Europa, donde ya hay más de 250.000 muertos y la segunda ola de infecciones no cede, entraron en vigor nuevas restricciones, como un toque de queda nocturno en Bélgica y Eslovenia o la obligación de usar mascarillas en lugares cerrados en Suiza.

En todo el mundo, se contabilizaron 40.000.234 contagios desde el surgimiento de la pandemia. En la última semana hubo más de 2,5 millones de nuevas infecciones, una cifra inédita desde el inicio de la pandemia. Más de la mitad de los casos se sitúan en tres países: Estados Unidos (8.154.935), India (7.550.273) y Brasil (5.235.344).

En todo el mundo hay más de 1,1 millones de muertos. Solo la semana pasada, en Europa murieron más de 8.000 personas por covid-19.

A partir de este lunes, los cafés y restaurantes de Bélgica permanecerán cerrados durante cuatro semanas para intentar frenar el aumento de contagios. El país, de 11,5 millones de habitantes, tiene 192.000 casos y más de 10.000 decesos y una de las mayores tasas de mortalidad por covid-19 del mundo: 90 fallecidos por cada 100.000 habitantes. “No nos sentimos tenidos en cuenta (…) Ya no puedo más”, decía Angelo Bussi, propietario de un restaurante en Bruselas. Los cierres van acompañados de un toque de queda entre la medianoche y las 5 de la mañana.

Tras París y Bruselas, esta medida gana terreno en el continente. Eslovenia anunció el lunes que sus ciudadanos no podrán salir entre las 21 y las 6, después de que los contagios se duplicaran en una semana.

Mientras la mayor parte del continente se resiste a volver a la situación de primavera, en Reino Unido, Gales anunció que instaurará un confinamiento de dos semanas a partir del viernes por lo que sus tres millones de habitantes deben quedarse en casa para frenar esta segunda ola. Es “nuestra mejor manera de recuperar el control del virus y evitar un confinamiento más largo”, declaró su primer ministro, Mark Drakeford.

En España, la ciudad de Burgos (norte) pasará la noche del martes al miércoles a ser una más en adoptar un cierre perimetral en el país y sus 175.000 habitantes no podrán salir ni entrar de la localidad, salvo para ir al trabajo o al médico. Los comercios y restaurantes verán restringido el aforo y el horario.

Italia también impuso restricciones desde el lunes en bares y restaurantes, actividades deportivas o ferias populares. El país parecía haberse librado de la crudeza de la segunda ola, pero desde principios de mes registra un alza importante de contagios.

Fuente: Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *