Coronavirus y fake news: El increíble derrape de Diego Leuco

De “bomba periodística” a todo lo contrario en 22 minutos

En su afán por demoler la imagen oficial, en este caso acusando de mentiroso a Axel Kicillof, el conductor del programa Ya somos Grandes, de TN,  dejó de lado todas las exigencias de la labor periodística. El papelón minuto por minuto.
Coronavirus y fake news: El increíble derrape de Diego Leuco.
Coronavirus y fake news: El increíble derrape de Diego Leuco. 


Imagen: Imagen de pantalla

Apenas había terminado la conferencia de prensa del Presidente junto a Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta del jueves por la noche cuando Diego Leuco inició su programa por TN, Ya somos Grandes, con el anuncio de una “bomba” periodística.

“¿De dónde sacó Kicillof que se hicieron 60.000 testeos en la provincia de Buenos Aires? Estamos investigando pero no es verdad, no es verdad que se hicieron 60.000 testeos, en un ratito te lo estamos contando”. Eran exactamente las 22:11 de la noche.

A las 22:18, Diego Leuco volvió a la carga, “No es cierto“, confirmó aunque ya no a los gritos.

A las 22:23, en una pantalla compartida con la dirigente del PRO, Patricia Bullrich, Leuco insistió pero con una sutil diferencia. “Como dicen los sitios que chequean noticias: en principio de entrada (sic) es dudoso“.

A las 22:24 volvió a preguntar si “¿es cierto que la provincia de Buenos Aires hizo prácticamente el doble de testeos que la Ciudad?” Y en la respuesta apareció otro pequeño deslizamiento. “Nadie sabe, pero en principio no, no es cierta esa cifra que dio el Gobernador”, asseguró siempre ante la atenta mirada de Bullrich.

A las 22:25 aparece un nuevo elemento. “Kicillof incluye en esa cifra la preguntas que le hacen a la gente. Aparentemente eso es lo que se pudo reconstruir“, dijo sin aclarar quiénes y cómo estaban “reconstruyendo” la información.

A las 22:32 apareció el momento de las reflexiones. “Ojalá estemos equivocados. Ojalá el ministro (sic)… el Gobernador tenga razón, ojalá hayan hecho los 60.000 testeos”, retrocedía un Leuco con la mecha de la “bomba” más que humedecida.

A las 22:33 llegó el momento de cambiar la estrategia. Imposibilitado de insistir en su “primicia”, Leuco recurrió al modus operandi habitual de las usinas “periodísticas” dedicadas a demoler la imagen oficial: aunque cambió 180 grados el ángulo de la denuncia, persistió en su ataque al Gobierno: “Aunque fuera verdad… es poco igual.”

Una investigación no muy difícil

Semejante disparate se habría evitado, si alguien hubiese estado interesado en evitarlo, con solo consultar la página web del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires . Allí aparecen actualizados los datos básicos de seguimiento de la enfermedad en todo el ámbito provincial. Por supuesto, también se informa sobre el número de test realizados y los resultados de los mismos.

Al momento de hacer esta nota era posible verificar un total de 66.271 personas testeadas, con 7686 casos confirmados, 1738 recuperados y 264 fallecidos, lo que implica una tasa de letalidad de 3,43 por ciento.

Pero si en realidad hubieran investigado, en el programa Ya somos grandes podrían haber dado otra primicia, aunque quizás no hubiese sido tan entusiastamente presentada por Diego Leuco, ya que afectaba al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y no al de Axel Kicillof.

Unos cinco días atrás las comunicaciones del Gobierno de la Ciudad mostraban que los testeos realizados ya eran 49.354 en la Capital (ver imagen a continuación).

Pero esas cifras contenían una pequeña trampa. Consideraba como testeos hechos en territorio porteño a unos 10.000 casos que en realidad la UBA, ubicada en la Ciudad, estaba procesando sobre hisopados tomados en la Provincia.

Una vez que los funcionarios provinciales se lo hicieron notar, los responsables porteños corrigieron en silencio sus números, que este viernes mostraban un total de 38.111 hisopados (ver imagen a continuación). Una actitud más digna, hay que decirlo, que los gritos sin autocrítica de Diego Leuco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *