Crece la violencia contra los adultos mayores

Según datos oficiales, en Mendoza, durante el último año, las situaciones de maltrato fueron el tercer motivo de atención que enfrentaron los equipos técnicos encargados de esa gestión. Se afirma que entre el 4% y el 6% de los ancianos sufrieron alguna forma de agresión física o psicológica

imagen

Según datos proporcionados por la Dirección de Atención Adultos Mayores, durante el último año, las situaciones de maltrato constituyeron el tercer motivo de atención de los equipos técnicos.

De esos hechos, el maltrato físico, psicológico y económico y el abandono fueron los tipos más recurrentes. De éstos, en un 51% de los casos, el agresor fue un hijo de la persona mayorconviviente y principal cuidador.

Al respecto, Aldo Sáez, director de Atención a los Adultos Mayoresexpresó: “Se estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores han sufrido alguna forma de abuso y maltrato. Y como nosotros creemos que esto debe ser una política de Estado es que hemos venido trabajando en este protocolo de actuación, para que haya pautas claras a la hora de la intervención”.

Y agregó que “los adultos mayores son un sector de la sociedad de alta vulnerabilidad y cada persona que aborde su situación debe hacerlo con responsabilidad”.

Pocas denuncias

En el marco del Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, funcionarios de la Delegación Mendoza, abocada a detectar estos casos, reflexionaron sobre los derechos de los adultos mayores.

Lamentablemente, una de las conclusiones es que “el maltrato a los adultos mayores pocas veces se denuncia, ya que en la mayoría de los casos se origina entre los propios familiares o personas cercanas y de confianza. Es importante destacar que la violación a los derechos humanos en esta franja muchas veces se da por omisión, falta de acción o indiferencia”.

Por tal motivo, se recomienda que al conocer un caso de violencia se llame a los teléfonos 4294666 o 429565, o bien al 911 (anónimo) para que un equipo técnico de Desarrollo Social o del Ministerio de Seguridad se encargue del problema.

El rostro de la agresión

Como hay pocas denuncias y muchos casos, es necesario que la población conozca el perfil de los agresores para que puedan ser detectados y denunciados.

Así, los patrones a tener en cuenta que el 73% de los violentos son personas adultas de entre 22 y 59, y que siete de cada diez son varones.

En cuanto a los tipos de violencia especificados, la física y económica(dejar al adulto mayor sin recursos) representan el 31% de las denuncias realizadas, seguida por agresiones de tipo psicológico en el 23% de los episodios relevados. Entre los datos publicados se destacó también la violencia del tipo abandónico (7%) y estructural (7%), entre otras.

Para denuncias por maltrato, comunicarse a los teléfonos: 4294666 o 429565, o al 911.

Del universo de casos estudiados, en lo que respecta a mayores de 75 años, un 55% denunció haber sufrido violencia doméstica de forma diaria (el 32%) y semanal (el 23%). Sin embargo, solo un 5% acudió a la Justicia ante el primer hecho sufrido.

En este grupo –mayores de 75– la violencia del tipo psicológica (en el 92%) y física (en el 48%) fue levemente menor comparado con los adultos mayores de entre 60 y 74 años, sin embargo se registró una mayor incidencia de la violencia económica (el 43%) y social (un 12%).

Otro dato relevante que estudió el informe es el nivel educativo de las víctimasel 35% no alcanza el nivel secundario, el 39% lo tiene incompleto y solo el 26% alcanzó un nivel educativo superior, ya sea terciario o universitario incompleto o completo.

Un nuevo tabú para derribar

Es triste pero hay que decirlo: la gran mayoría de los mendocinos, al ver maltrato contra un anciano, no dice nada. Algunos lo naturalizan y otros cargan con la culpa de saber que están haciendo mal las cosas. Esto sucede por un simple motivo: la violencia ejercida contra la tercera edad es un tema del que no se habla, es un tabú.

Lo cierto es que esto tiene que terminar, ya que el maltrato a los abuelos es un problema social que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo, y no ocurre solo en nuestra provincia.

Además, la problemática puede llevar a graves lesiones físicas y a consecuencias psicológicas. Para colmo de males, se prevé que estos aumentarán, dado que en numerosos países el envejecimiento de la población es rápido. Este veloz aumento se dará especialmente en países en vías de desarrollo, como la Argentina.

La buena noticia es que si bien el maltrato a los adultos mayores es un tema tabú, ha comenzado a ganar visibilidad en todo el mundo; a pesar de que sigue siendo uno de los tipos de violencia menos abordados en los estudios que se llevan a cabo a nivel nacional y en los planes de acción. Es por esto que se torna tan necesaria la concientización sobre la importancia de generar una cultura del buen trato.

“Debemos visibilizar la problemática del maltrato. Este protocolo es el resultado de un Gobierno que focaliza sus políticas públicas en mejorar la calidad de vida de las personas, y particularmente la de los adultos mayores”, manifiesta al respecto Elisabeth Crescitelli, ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes de nuestra provincia.

Asimismo, el mundo ya avanza en este sentido, puesto que en la 45ª sesión de la Asamblea General de la OEA se llevó a cabo la firma de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, a la que adhiere la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores perteneciente a la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Endurecen las penas

El nuevo Código de Faltas de Mendoza establece sanciones contra quienes incurran en conductas de maltrato, insultos y falta de trato digno hacia personas de la tercera edad, tanto en el ámbito familiar como en las residencias, los hospitales y los centros geriátricos.

Sobre esto, el ministro de Seguridad, Gianni Venier, dijo que “cualquier acto que perjudique la salud física o psíquica será contemplado. Esta pena o multa se incrementará el doble si los autores fueran funcionarios o empleados públicos, aunque en general, la idea es que realicen un trabajo social”.

Ministro de Seguridad, Gianni Venier.

Capacitarán a choferes

Como todos sabemos, en el trasporte público es frecuente la presencia de personas de la tercera edad y, por tal motivo, el Gobierno de Mendoza capacitará a los choferes para que puedan aplicar el nuevo protocolo de acción frente a este grave problema social.

“Hay que visibilizar al adulto mayor, recuperar los lazos, generar encuentros intergeneracionales y aprender de la experiencia de los adultos mayores, sirve para detectar violencia en los espacios públicos como en el trole o el colectivo”, cerró Venier.

Fuente: El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *